Páginas

22.5.08

TOSTADA DE HIGADO DE RAPE CON CEBOLLINO


Hoy no estoy para bromas, he tenido muchos accidentes en la cocina últimamente y si no fuera por la cabecera de Vega, que me impulsa a buscar alguna piedra de color, creo que definitivamente me encuentro como un erizo pegado a las negras. Anoche se me quemaron unas acelgas biológicas, que había comprado en la herboristería y que me había hecho con toda la ilusión. Este mediodía he hecho un caldo suave de pollo, también bio, por el que me arrancaron medio ojo de la cara, y cuando he puesto los fideos, no estar en lo que se hace se paga caro, se ha salido el caldo y he perdido la mitad de la sopa. Aún así ha quedado para comer pero yo pretendía que hubiera sobrado un platito para las niñas por la noche, ya se sabe lo deficitaria que es la comida de los colegios. Todo ello sin contar un par de panes a cuyo entierro asistí la semana pasada y mi masa madre que también expiró a pesar de tener un padrino de tan alta categoría como Ibán.

Pero que no cunda el pánico, que el blog sobrevive, iremos saltando las olas de una en una según aconseja La Tierruca, me parece una buena idea. Es un lujo de blog, además de tener recetas maravillosas, tiene una autora que es una gran persona, detrás de sus manos hay un gran ser humano por el que me siento muy arropada.
Con las manos y pies hinchados, falta de sensibilidad en ambos, dolor de uñas, erupciones cutáneas, caída de pelo y cansancio extremo, llego al final del tratamiento y me alivia la ilusión de continuar ofreciendo algo al mundo aunque sea una pequeña tostada de pan de fibra con una rayita de aceite de oliva vírgen, hígado de rape (Porto Muiños) y ramitas de cebollino. Sin compasión!!!!

13 comentarios:

Olivia-P 22 de mayo de 2008, 18:46  

vaya tropiezos diarios y, aún no ha llegado mi sorpresa? pues la mandé urgente el martes, bueno, ya me contarás cosas buenas, mmm que rico. Ay, yo pensaba que sólo tenías una nena, lo hubiese tenido en cuenta, siento. Y sí, saltarlas de una en una. Besos

Ana 22 de mayo de 2008, 22:26  

Sí, sisisisisi, ya ha llegado, qué maravilla, he hecho muchas fotos y las voy a poner en el blog con tu permiso para que todo el mundo que me visite se acerque a ver lo artista que eres. Te dije mi nena porque la mayor tiene 21 y aunque es mi nena, y muchas veces es peor que una nena, no sabía si incluirla en el concepto nena o no, uy qué lío!!!!. En fin, que aquí somos tres, las nenas, y a todas nos gusta tu regalo.
Un beso fuerte.
Ana

Mar 22 de mayo de 2008, 23:38  

Hola Ana!!
Oye, cómo se compra el hígado de rape? es en conserva o fresco?
Cada día descubro una cosa nueva contigo (y de tu maravillosa tierra)
Un saludo y mil ánimos, fiera!!

Ana 22 de mayo de 2008, 23:58  

Mar, guapa, yo este lo compré en conserva, la marca Porto Muiños que tiene un sabor excelente. También lo puedes comprar fresco, pídelo en la pescadería, no siempre hay, todo rape lleva su hígado pero se lo suelen guardar jejejeje porque es muy rico aunque a nadie le da por comer estas cosas.
Un abrazo fuerte.
Ana

Pilar - Lechuza 23 de mayo de 2008, 7:36  

Nunca he probado el hígado de rape y mira que llevo consumidos rapes.....Aquí se deshecha. Pero a partir de ahora, se lo pediré a mi pescadero y lo probaré.
Y arriba ésos ánimos, que con el nuevo look, no puede haber dias grises.
Besiños

Ivana 23 de mayo de 2008, 7:54  

Buenas Ana!
Si te sirve de consuelo a mi tambien me pasan cosas en la cocina, cuando en medio del lio no encuentro un producto, se me acaba la pila de la báscula... en fin, hay que tomarselo como anécdotas y ya está, la cuestion es que tu pincho de ha quedado fenomenal, así que pa lante!!
Hasta la próxima!

Inmaculada (Adi) 23 de mayo de 2008, 10:11  

Tú lo has dicho, sin compasión... y tratando de encontrar fuerzas donde no las hay.
La desesperanza creo que es nuestro peor enemigo, aunque sobre ese tema tú nos das ejemplo de como superarlo o al menos de intentarlo con todas tus ganas.
Sobre los desastres en la cocina... pues eso, como en la el resto de las experiencias diarias, a sacar el mejor provecho de lo que hay, aunque reconozco que el recurso del pataleo es muy bueno de vez en cuando para eliminar estrés y bilis.
Un beso.

salvia 23 de mayo de 2008, 12:06  

Hola Ana!!! ánimo, los desastres de la cocina los tenemos todos y la falta de fuerzas......... en eso no te voy a decir nada que tu eres maestra en sacar fuerzas de donde parece que no hay!!!! Muchíiiiiisimos besos!!!! Yo tampoco he probado el higado de rape.......

Arantza 23 de mayo de 2008, 15:09  

Ana: como le dicen por aquí, "You go, girl!" (para dar ánimo y mostrar admiración, todo al mismo tiempo ;-)
Qué envidia, el hígado de rape... yo me cruzaría el Atlántico a nado, sólo por una tostadita como la tuya...

Marta 23 de mayo de 2008, 16:16  

Ana mi vida. No te preocupes por los desastres, que ya verás como la proxima semana te sale todo de lujo total. Tu siempre piensa "Hoy hace un dia precioso y no voy a dejar que nadie lo estropee"

Besitos guapa

Ana 23 de mayo de 2008, 16:41  

Pilar, pruébalo y me lo dirás, que se lo quedan porque es riquísimo.

Ivana, bienvenida, ya he visto tu blog y me encanta, pasar a enriquecer mi blogroll, nos iremos conociendo. Cuando entres en este ponte casco como cuando vas a la obra por precaución, jajajajj.

Adi, hay momentos muy malos, la cara oscura de todo esto no está aquí reflejada, sí algún pataleo como tú dices pero cuando lo piensas y echas la vista atrás, y te miras al espejo, es muy duro Adi, mucho. Por fuerte que me presientas, hago de tripas corazón, y sé dónde puedo quejarme, si lo hago aquí, en mi blog, que es mi casa, quien quiera que me lea, quien quiera que me aupe, a quien no le guste y piense que quiero dar pena, nada más lejos de la realidad. Existe una palabra "Sensibilidad", quien la tenga que entre en mi blog y quien no, no la quiero ni pa decorarlo. Lo mejor del día a día entre otras cosas son vuestras palabras, que no quedarán aquí como simples comentarios.

Salvia, pruébalo, espero que te guste. Me llegan tus besos.

Arantza, si yo pudiera cruzar el Atlántico te llevaría algo más que una tostadita. Me encanta verte por aquí.

Marta, hago una tras otra, tú lo sabes bien, y eso que tengo todo el tiempo del mundo, que si fuera estresada qué me cuentas?.

Un abrazo a todas y muchísimas gracias por vuestro achuchón.
Ana

manel 25 de mayo de 2008, 1:26  

anna,
por los pequeños desastres en la cocina, no te preocupes, a todos nos pasa; lo de la quimio veo que lo llevas mucho mejor, sin compasión, y me parece un ejemplo tu actitud. me alegro de que el blog te ayude a llevarlo tan bien, pero ya lo sabes, si necesitas algo que esté en nuestra mano, silba.
y felicidades por los cambios introducidos y por las recetas que se han salvado de los incidentes.
hasta siempre!

Ana 25 de mayo de 2008, 14:35  

Gracias Manel, qué reconfortante tu comentario, cuando se está débil cualquier ayuda seduce, muy amable.
Un abrazo.
Ana