Páginas

1.6.08

CEREZAS


La cereza es una fruta que nunca he comido hasta hartarme. Ocurre que hay pocas, que la lluvia las estropea, las pican los pájaros y van caras, que no cae en tus manos la variedad más acertada, miles de excusas. Una vez, unos amigos nos invitaron a visitar sus campos de cerezas en La Vall de Laguar y me vi debajo de aquellos cerezos, con aquel colorido y tal cantidad que no sabía por dónde empezar a comer. A estos momentos los suelo llamar de éxtasis y la naturaleza últimamente no viene cargada de ellos.

Recuerdos de la infancia me traen las cerezas que me colgaban de las orejas, de dos en dos. Mi marido recuerda que su padre se las colgaba por los árboles frutales del patio de su casa y le hacía ir en su busca para comerlas, como premio. Después nosotros se lo hemos hecho a los niños que han ido viniendo detrás.
En celebraciones, comidas, fiestas, cuando sacamos una bandeja con fruta, cuál es la que primero se acaba?. En casa, las cerezas.

18 comentarios:

Mar 1 de junio de 2008, 23:34  

Mi madre tiene un cerezo enorme, pero hace años que no comemos ni una: los pájaros, las hormigas y cualquier otro bicho (incluso avispas que han hecho entre sus hojas los avisperos) se nos adelantan, incluso cuando están verdes...estamos desesperadas porque no hay manera de controlar esas "plagas".
A mi también es una fruta que me chifla...

Katie 2 de junio de 2008, 5:13  

¡Me encanta la cerezas! Tenemos a mi casa.

Estoy triste - no comprendo mucho de tu comentario en mi blog :( Voy a tomar una clase de español en el año que viene. Voy a tomar una clase de francés, tambien. ?Hablas más que uno lenguaje? Me gusta mucho las culturas del mundo.

Es un marido el mismo tan un esposo? Aprendo el palabra "esposo" a mi escuela, pero vivo en los estados unidos.

Flor 2 de junio de 2008, 7:43  

Yo un día, hace muuuchos años, me puse a hacer una tarta de cereza y, mientras la preparaba me comí un montón. Desde ese día no pude volver a probarlas, salvo que sean cerezas en almíbar.
Besitos

salvia 2 de junio de 2008, 9:46  

Mi padre tiene tres cerezos y este año hay poquitas y los pájaros.....acabarán con ellas antes de que podamos coger ninguna........ yo tampoco he comido cerezas hasta hartarme!!!!! Y también nos las poníamos como pendientes de pequeñas........ aaaayyyyy!!!! Besotes!!!!!

Cristina Galiano 2 de junio de 2008, 12:25  

Pues yo las he cogido directamente del árbol, cuando era jovencilla, en la provincia de Guadalajara. Eran tan buenas... que no tenían salida y arrancaron todos los cerezos. En Madrid, últimamente, ya no saben como antes, no sé si será porque las variedades actuales tienen que producir mucho aunque no sepan demasiado. Sin embargo ver los cerezos en flor del valle del Jerte es una maravilla. Creo que también lo es en esta época, cuando los árboles están todos coloraditos, pero de esta forma no he tenido la suerte de disfrutarlos nunca.¡Habrá que apuntarse!
Un beso.

Olivia-P 2 de junio de 2008, 13:11  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Olivia-P 2 de junio de 2008, 13:15  

Cuando tuve al niño (en mayo) me cogía casi atracones de fresas, la niña nació en julio y me tocaron atracones de cerezas, que ricas, por eso les digo que un 40% de ellos está formado por cerezas y fresas ;)
Sí Ana, los libros de JImmy Liao son una novedad de la editorial Barbara Fiore, propiedad de una simpática editora del mismo nombre que cuida mucho sus publicaciones. Si te acercas a una buena librería seguro que los verás. A mi me gustó muchísimo Desencuentros, el otro me encantó mirarlo, pero casi te recomiendo (si sólo quieres mirar uno) el de Desencuentros.
Confieso que hace tiempo que quería hablar del libro de Johna Riel, no veía la ocasión, esta vez me venía al pelo y cuando lo hice pensé en tu pequeña, es cierto. A mi ese libro de un chico nórdico y unos esquimales, con vikingos terribles por medio me encantó, pero además hay una chiquilla que sin dejar de ser una chica es valiente y muy inteligente, además de inuit. Besos !

Marona 2 de junio de 2008, 14:40  

¡Hola Ana! Yo cuando compro cerezas, me pongo con la bolsita y me las acabo todas... son mi fruta favorita.

Erruki 2 de junio de 2008, 17:18  

Que ricas las cerezas.
Este año no hay muchas y las pocas que llegan, no están nada del otro mundo y bien caras.
Que gracia lo de los pendientes, yo tambien me las ponía, aunque duraban nada puestas.
Besitos.

CRIS 2 de junio de 2008, 20:36  

Yo al principio no les presto mucha atención pero al cabo de un rato ya he pasado varias veces por delante del bol y se convierte en un vicio.
Un saludo.

LOLA 2 de junio de 2008, 20:37  

¿sabeis como se las conoce por mi tierra?picotas

Rosa 3 de junio de 2008, 16:55  

Tengo tres cajas de cerezas en la cocina esperando que las convierta en confitura. Este año con este tiempo y tanta lluvia ha hecho que las cerezas no sepan a nada. Una pena. Ya veremos como quedan en confitura.
Saludos

Natacha 3 de junio de 2008, 20:24  

Ana, no tomo mucha fruta pero las frutas del bosque y las cerezas en concreto me chiflan
Ahora mismo voy a cenar eso mismo.
Un beso. Estamos de buenas en plena época.
Natacha.

Sara 3 de junio de 2008, 22:24  

Madre mia!!! EStas cerezas dicen... COMEME!

cibercuoca 4 de junio de 2008, 1:31  

Qué lindos recuerdos! en la patagonia Argentina se cultivan cerezas de muy buena calidad
Esas que tienes en la imagen dicen : "comeme"

Qalamana 6 de junio de 2008, 11:29  

Qué ricas esas cerecinas, a mí me gustan mucho y en casa de mis padres también son lo primero que se acaba...

Lila Ortega 6 de junio de 2008, 13:09  

Queria decirte que estoy enganchada con la hermosa música que pusiste. además me resulta todo muy emocional, las cerezas, los planteamientos sobre el cuidado de nuestra salud, la página de olivia (que yo también habia descubierto de puro azar y me tiene feliz) no sé... interesante.
te visitaré muy a menudo!

Ana 6 de junio de 2008, 18:15  

Gracias Mar

Thank you Katie

Fuiste un poco glotona Flor

Salvia, no te olvides de ponérselas a tus niños, si los tienes y si no cuando vengan, si vienen.

Cristina, me apunto a ese viajecito, cerezos en flor
.
Olivia, qué bonito lo que cuentas de tus niños. De los libros ahora luego te mando un mail.

Marona, tus cerezas no las ve ni el Tonisito, me equivoco?

Erruki, un poco aguadas las tenemos, habrá que rebuscar un poco.

Cris, efecto retardado?? jajajja

Lola, nosotros llamamos picotas a las guindas, sin rabillo.

Rosa, tres cajas????. Si yo tengo tres cajas a la nevera no llegan.

Natacha y Sara, gracias por vuestros comentarios.

Cibercuoca, me alegro de que hayas disfrutado de esta fruta en su punto, no me extraña.

Qalamana, verdad que sí?, y por qué ponemos tan pocas, como si solo fuera para decorar?, luego todos las quieren y ale a mirarse.

Lila, bienvenida, me alegro de verte por aquí, lo que más se aprecia en este blog es la gente con sensibilidad y veo que tú la tienes. A eso venimos, a compartir emociones, suertuda, ya te lo he dicho, eres una suertuda.

GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS.
UN ABRAZO.
ANA