Páginas

13.4.10

Espinacas con queso fresco

Tal y como las hacía mi abuela, quien siempre ha dicho que vale más una "mullaeta" de espinacas que todas las acelgas del mundo. "Mullaeta" en valenciano significa comer sin cubiertos, con la ayuda de un trozo de pan, mojar llevándose la comida a la boca.
Esto es pues una mullaeta d'espinacs.
Se hierven las espinacas y se escurren.
En una sartén se sofríen unos ajos tiernos a trocitos, unas uvas pasas hidratándolas, unos piñones, un poco de pimiento rojo de La Vera y un poco de tomate rallado.
Cuando se tiene el sofrito se añaden las espinacas y se mezcla bien dejando que cojan el sabor de la salsita. Se deja reposar.
Las he servido con queso fresco de cabra.

12 comentarios:

SEFA 13 de abril de 2010, 23:50  

Con lo que me gustan las espinacas me llevo la idea y la pruebo enseguida, un abrazo.SEFA

Marona 14 de abril de 2010, 9:52  

Pues mira que andaba yo poco inspirada esta mañana y te me has aparecido en San Reader como una musa a darme ideas para la cena ;) Si no es hoy, será mañana pero caer, éstas caen. ¡Besicos!

Curra 14 de abril de 2010, 9:53  

Ana que razón tenía tu abuela. Este platito tan estupendo es para comer con mullaeta.
Un abrazo y buen día

Amparo 14 de abril de 2010, 10:42  

Yo hago las espinacas parecidas, sin pimento y sin tomate, pero así tienen que estar mucho más ricas. Las probaré la proxima vez.
Saludos.

Dolorss 14 de abril de 2010, 11:04  

Yo me lo como con mulaeta y con lo que ocnvenga. Que rico por dios!!!!

MªJosé 14 de abril de 2010, 11:47  

Estas espinacas se vén deliciosas, con queso fresco no las he probado pero seguro que estan divinasss
un buen plato guapa
besitoss

Espe 14 de abril de 2010, 11:48  

me llevo la idea..sabes que megusta a mi comer con mullaeta?unos buenos huevos fritos...mmmm

Núria 14 de abril de 2010, 12:14  

Ana que buena esta receta, yo normalmente los hago con pasas y piñones, pero del pimiento, ajos y tomate...y con queso fresco....que rico, la haré seguro y creo que mas de una vez.
besos

Akane 14 de abril de 2010, 14:02  

Maravilloso plato! Yo soy una enamorada de las espinacas, y desde bien pequeñita, también las prefiero siempre antes que las acelgas.
Mi madre las suele poner con pasas y piñones también, y queso de cabra (antes cualquier otro queso, con mi intolerancia usa este) por encima, y unos minutos al horno para que gratine un poquito. Tengo que probar a echarle pimentón. Hace tiempo no sé dónde leí que le iba bien un toquecito ligero de canela y ahora siempre le pongo :)

Un abrazo

Unodedos 14 de abril de 2010, 17:20  

Este plato es de vicio!!!!
Besos!!

SOL 14 de abril de 2010, 20:51  

Hola Ana! he leído tu blog del principio al final, Uffff de todo por aquí y mucho bueno, te admiro un montón, hasta ese humor negro que a veces te sale y me hace reir, me gusta la cocina y las personas como tú.
Muchas Gracias por el comentario de ánimo y apoyo que dejaste en mi blog, cuando me encontraba en "dique seco".
Esas espinacas tienen una pinta de estar riquísimas y si encima es la receta de tu abuela, habrá que probarlas:-)
Cuídate mucho guapísima!
SOL

Maria Dolores 14 de abril de 2010, 23:24  

Y mullaeta a mullaeta s'acabaria el plat. M'agrada este plat.