Páginas

26.3.10

Acelgas con lemon grass

El otro día en el Mercado Central vi esta hierba físicamente parecida a un ajo tierno y me atrajo porque no era un puerro, tampoco un ajo tierno, entonces? Le pregunté a la chica del puesto y me dijo que era hierba limón, o lemon grass, o citronela. Me explicó un poco sus características y sin saber para qué la compré, me atrae todo lo que sea limón o huela parecido.
No sabía con qué utilizarla, alguien me apuntó: salteada con pollo y verduritas, encontré una receta de mejillones con lemon grass pero al final, la reina de mi nevera: la acelga fue mi elegida.
Esa mañana, la báscula me había devuelto una cantidad muy fuera de mi peso habitual en estos últimos 5 años: 60 Kg, cuando yo siempre he rondado los 54 Kg, así que ese día mi desayuno fue flojo y mi comida fue esta, impresionada por la retención de líquidos que sufro por una menopausia inducida ya que comer, lo que se dice comer, no como tanto.
Las acelgas estaban ahí, recién cogidas del huerto de mi suegra, plantadas por Julián que nos surte de todo, él va plantando y olvida recoger, así que cuando llego yo el fin de semana, me divierto. 
Las quise vestir de Domingo, que no fuera un hervor tan solo y pensando en que siempre me gusta aderezarlas con aceite, vinagre y limón, recordé que tenía el lemon grass en la nevera esperando destino.
El lemon grass es una planta rústica, herbácea, perenne, aromática, con ligero olor a limón. Poniendo al fuego sus hojas actúa como repelente de mosquitos. Unas gotas de aceite esencial de esta planta disueltas en un poco de agua, al evaporar eliminan de la vivienda el molesto olor a comida.
Se comercializa congelada, fresca o seca. Se recomienda la adquisición antes congelada que seca porque esta pierde mucho sabor. Si es fresca aguantará en la nevera unos cinco días aproximadamente. Se puede congelar fácilmente sin necesidad de blanqueo previo. La parte comestible de la planta son los 6 ó 7 cm de bulbo. Los tallos pueden utilizarse para aromatizar caldos, sopas, salsas y estofados. Tras haberlos utilizado se tiran.
En recetas de cocina oriental combina bien con el jengibre, nuez de coco, ajo, chalote y guindilla proporcionando platos frescos de marisco, pescado, pollo etc. 
Información sacada de aquí, aquí, y aquí.
INGREDIENTES
acelgas bien limpias y escurridas
lemon grass 
aceite
sal
PROCEDIMIENTO
Limpiar las acelgas y escurrirlas.
Poner agua a hervir y añadir sal.
Obtener el bulbo del lemon grass separando las pieles exteriores y quedándonos con el interior que es la parte más tierna.
Trocear el lemon grass.
Añadir aceite y tapar hasta que hierva.
Bajamos el fuego y cocemos unos 25 m.
No se si se aprecia el brillo que sacan las acelgas al poner aceite en el hervor, el resultado es fantástico y el lemon grass aporta un cierto aroma a limón muy curioso junto con un sabor un tanto agridulce.
No se cómo he podido vivir toda mi vida sin conocer esta planta, creo que me estoy haciendo adicta a ella, hoy la he probado en ensalada y me faltan dos experimentos: pollo y mejillones que también tengo en mente.

20 comentarios:

Mila 26 de marzo de 2010, 6:28  

Nunca la habia visto fresca, la compré una vez hace tiempo en una tienda de productos orientales, seguro que le da un sabor muy rico a las cosas, sobre todo a los que nos gusta el limón.

dolores 26 de marzo de 2010, 8:04  

Hola Ana!!!!
Yo tampoco la he probado pero debe dar un toque delicioso .
Qué bueno es descubrir productos nuevos.....hace mucho más fácil las dietas.
Feliz viernes
abrazos

Curra 26 de marzo de 2010, 9:25  

Ana alguna vez la he visto a cocineros usarla en el Huevo frito, nombre que le damos en casa a Canal Conina, pero no la he visto en los mercados, ni en ningún sitio.
Esas acelgas, que a mi ya me encantan, rehoragitas, así como tu las has hecho tienen que estar deliciosas.
Buen día cielo.

Pilar - Lechuza 26 de marzo de 2010, 10:11  

El lemon grass lo utilizan mucho en la cocina sudafricana, o al menos fué lo que dijeron en un reportaje que ví hace tiempo. A mi tambien me llamó la atención, pero en Coruña es imposible encontrarla. La busqué pero nada.
un biquiño

Unodedos 26 de marzo de 2010, 10:15  

Conocía esta planta pero por aquí no se vende, una suerte poder hacer estos platos!!!
Seguro que es refrescante mmmmm
Besos!

Espe 26 de marzo de 2010, 10:27  

esta me la salto que las acelgas..y mira que lo he intentado

Akane 26 de marzo de 2010, 11:11  

Yo tengo unos cuantos libros de recetas orientales y en muchas se incluye el lemon grass, pero no lo he encontrado nunca por Murcia!

Tiene que dar un toque curioso a esas acelgas, que por muy mala fama que tengan a mi me parecen bien ricas; eso sí, en mi escala particular las espinacas les ganan :D

Un abrazo

Marian Quirós 26 de marzo de 2010, 11:29  

Ana guapa yo como las anteriores nunca oí hablar del lemon grass igual lo he visto pero no sabia que ese era su nombre ,,,
Menuda comida rica ,sabrosa sanita que te has fabricao .
Besitos a seguir cuidándose

Marian Quirós 26 de marzo de 2010, 11:29  

Ana guapa yo como las anteriores nunca oí hablar del lemon grass igual lo he visto pero no sabia que ese era su nombre ,,,
Menuda comida rica ,sabrosa sanita que te has fabricao .
Besitos a seguir cuidándose

Laura. 26 de marzo de 2010, 12:00  

No conocia el lemon gras, la verdad es que suena bien y si, se aprecia perfectamente el brillo de las acelgas, que ricura!

Besos!

Núria 26 de marzo de 2010, 12:11  

Yo tampoco sabía del lenom gras...gracias por la entrada..
besos

kanela y Limón 26 de marzo de 2010, 12:17  

Yo tampoco sabía del lemon grass. Siempre se aprende algo nuevo!!
Un besiño.

Anita Cocinitas 26 de marzo de 2010, 12:20  

Había visto muchas recetas con lemos grass y me la imaginaba parecida al cilantro, fíjate!
Muchas gracias por la receta y por la información.
Un beso

Alegna 26 de marzo de 2010, 13:17  

Estupendas estas acelgas :)
Yo uso mucho el lemon grass (seco) para hacer sobretodo comida asiática, ellos la usan a diario como nosotros el perejil.
Jamie Oliver tambien la usa mucho en sus recetas.

Maricruz 26 de marzo de 2010, 14:17  

Eso mismo me pregunto yo ¿cómo has podido vivir sin el lemon grass con lo que a ti te gusta el limón???? me lo apunto en mi lista de PDL (productos difícilmente localizables) aunque juraría que esta hierba la he visto en Makro.
Las acelgas sí que brillan y entran por la vista, pero si me das a elegir me encantaría probar el experimento de los mejillones.
Besucos.

Maria Dolores 27 de marzo de 2010, 2:00  

Ana como la mayoría no conocía el lemon gras asi que cuando pase por el mercado central me fijaré.
Las bledas me gustán muchísimo aunque son un poco incómodas después.
Saludos

Carmen 27 de marzo de 2010, 6:17  

Ana: Yo tengo una mata de ese té limón en casa.
El te limón como le decimos aquí, lo usamos, en té o sea en infusión para ser precisos, es delicioso. En la receta del chai que subí hace ya varios años: http://saboreartentusiasma.blogspot.com/2007/06/aoranzas.html
también me gusta en épocas frías y húmedas, en sopa de tailandesa de leche de coco y en pollo con gengibre. Buscate un libro de recetas tailandesas y encontraras un montón de recetas que lo utilizan.

Toma agua de jamaica o hibisco, es un diurético natural. Cuídate princesa. Un beso

Maricruz 27 de marzo de 2010, 15:33  

Ana a ver qué te parece esta receta de focaccia para tus experimentos con el lemon grass, te dejo el enlace

http://www.thekitchn.com/thekitchn/baked-good/recipe-canal-house-cookings-lemon-an-sea-salt-focaccia--111832

Buen finde!

Ana Segura 29 de marzo de 2010, 23:31  

Gracias por vuestros comentarios y enlaces. Es una planta muy refrescante y aporta un toque muy fresco a las recetas, me alegro de haberla descubierto y me encantaría que vosotras también la descubrierais, ahora ya la conocéis, en cuanto la veáis, zas!! pa la saca.
Un abrazo.
Ana

diana 1 de abril de 2010, 2:43  

Hola soy peruana, vivo actualmente en Japon y encontre el lemmon grass en un restaurant para tomarlo como te en infusion, oh maravilla descubri que es la hierba luisa que tenemos en Peru, tan barata y crece tan facil con bastante agua y sol.
Pero no sabia que se usaba para la comida ya que en Lima lo usamos para beberla como agua de tiempo.
Pones las hojas en agua hirviendo solo unos minutos, queda de un precioso verde limon.
Tienes que retirar las hojas al terminar de hervir porque sino el agua se torna un poco marron. Excelente diuretico.