Páginas

29.3.10

Salmonete a la plancha con calçots

Cuando me cambié a la cocina de inducción tuve que renovar algunas ollas y sartenes. Tenía muchas dudas sobre la inocuidad del teflón en las sartenes antiadherentes. Por muy buenas que sean acaban siempre degradándose y da la impresión de que ese revestimiento se mezcla con la comida y va a parar a nuestro cuerpo. Con las sartenes de acero inoxidable no tengo ningún problema si de lo que se trata es de freír o saltear pero lo que buscaba era una buena sartén antiadherente, que no se deformara y que me durara bastante. 
Encontré en el herbolario una de hierro colado de la marca Lodge que tiene una colección muy extensa y variada. Son sartenes de larga duración, recomendables para inducción, horno y barbacoas. Me encanta cocinar con ella y cuanto más la uso mejor cocina. Aquí también se pueden encontrar sartenes de hierro colado.
Para la gente con SQM (Síndrome de Sensibilidad Química Múltiple) las mejores sartenes son las de Titanio, son las más caras y las únicas que no sueltan ninguna sustancia nociva. También puedes optar por las cazuelas de cerámica, vidrio y barro sin barnices. Hace tiempo que desapareció el plomo de los barnices pero si tienes alguna muy antigua de barro quizás el barniz no sea muy fiable.
Pero lo mejor de las sartenes Lodge es que sueltan hierro cuando cocinas, que se asimila en la comida que guisas y eso viene muy bien, sobre todo en dietas vegetarianas. Es un poco incómodo porque al limpiarlas ensucias mucho los trapos de secado (yo suelo reservar trapos viejos para esto, ennegrecen) pero vale la pena, tan solo hay que secarlas bien y ponerles unas gotas de aceite.
Esta vez la sartén me ayudó a asar este salmonete acompañado de unos calçots que habíamos cogido del huerto. Salmonete, calçots, aceite y sal.
Hoy el secreto está en la sartén.

15 comentarios:

Espe 29 de marzo de 2010, 9:54  

que rico,lo que a mi no me gusta es el olor que se queda luego,por eso suelo hacer siempre el pescado o al micro o en el horno

polita 29 de marzo de 2010, 13:43  

Hola Ana!!! Estas navidades me regalaron una batería muy completa de hierro que cocina de maravilla. Y ahora, despues de leer sus propiedades adicionales estoy más que contenta con ella.

¿Hay algo más rico que un salmonete?

Síii, un salmonete con calÇots...

Besotes!!!

Akane 29 de marzo de 2010, 13:51  

Cuánta información interesante! Me apunto todo lo que comentas para futuras compras, especialmente para cuando algún día llegue el momento de tener mi propia cocina (esperemos que no sea dentro de mucho o mi madre tendrá que aguantarme por su cocina más tiempo :P).

Qué hambre me da al ver ese salmonete con los calçots, y eso que nunca los he probado! Pero tienen una pinta más rica...

Un abrazo

Flor 29 de marzo de 2010, 14:01  

El salmón es mi pescado favorito pero al salmonete no lo probé nunca. Se ve realmente delicioso.

Un besote

Pamen 29 de marzo de 2010, 14:15  

Que delicia, esque el salmonete es tan sabroso...me encanta
Se ve divino así tan doradito
besos

Unodedos 29 de marzo de 2010, 14:36  

Ohhhhhhhhh qué receta de lujo!! Tengo que probar algún día los famosos calcots.
Las fotos se salen ;)
Besos!

Sara 29 de marzo de 2010, 15:33  

Hola Ana!!! Donde compras los calçots en Valencia?? Desde que me volví de Barcelona, no los he vuelto a comer y hay ganitas!!!jeje
Un besazo!!

Laura. 29 de marzo de 2010, 17:51  

No tenía ni idea de lo de las sartenes, el caso es que yo tengo una que ya se esta estropeando y deja cositas negras, habia pensado que no pasaba nada, pero creo que va a ir a la basura.
Me encanta el salmonete, mi padre suele pescarlos los sábados y los como muy, muy frescos.

Besos!

Núria 29 de marzo de 2010, 20:24  

Ana gracias por la información y por supuesto por la receta, me encanta.
besos

kanela y Limón 29 de marzo de 2010, 21:51  

Todo un lujo de receta!!
Un besiño.

Marcela 30 de marzo de 2010, 0:34  

Me has pescado con esa foto! :) Es que las trillas me encantan y me gustó mucho la composición.
Y al leerte, me encuentro información que desconocía (como la existencia del SQM).
Las ollas y sartenes de hierro fundido las adoro. Pesadas para lavar después (un poco flojos mis brazos), pero siempre vale la pena.
Un beso,

Marcela

Maricruz 30 de marzo de 2010, 15:07  

Y la pericia de la cocinera no cuenta??? yo creo que un fifty se lo damos a la sartén y el otro fifty a la cocinera :))))
Te iba a preguntar si eran las mismas que las de hierro fundido (no había visto antes lo de hierro colado) pero ya Marcela me ha sacado de la duda con su comentario y otra cosa más que no sabía que a los salmonetes se les conoce también como trillas, qué interesante, lo que nos queda por aprender.
Un abrazo valencianeta, yo tampoco he probado los calçots :S

Lila 31 de marzo de 2010, 11:59  

quiero una sartén de esas jajaja y esos salmotetes que pinta tienen! es uno de los más exquisitos pescados del mundo sin duda!

bailadora 7 de abril de 2010, 20:05  

Hola! Acabo de descubrir tu blog y me gustan muchas recetas, que ya tengo en pendientes ;)

Las sartenes de hierro no valen para las cocinas de fuego?
Buen blog!
Saludos!

José Antonio Suarez 8 de diciembre de 2014, 14:15  

Si, yo también cuando cambié a la cocina de inducción me compré las sartenes de acero inoxidable porque me las habían recomendado y veía que tenían buenas opiniones. Enhorabuena por la receta, muy buena y fácil de hacer.