Páginas

2.3.08

PAN EN CAZUELA LE CREUSET


"Cuando elaboro el pan, realizo un examen de conciencia. Después de leer la receta, hago una inspiración profunda, me relajo y tomo conciencia de que estoy en presencia de Dios. Hago un repaso de las últimas veinticuatro horas y enumero las cosas buenas que me han sucedido y le doy gracias a Dios por ello. Tras elaborar la masa y mientras ésta comienza a subir, reflexiono sobre cómo he tomado parte en las cosas nuevas que han acontecido en mi vida, y le pido a Dios que me permita experimentar un mayor estado de conciencia en mi vida espiritual. Examino lo que mis últimas acciones, omisiones, pensamientos y deseos revelan acerca de mi relación con Dios y conmigo mismo y con los demás en Dios. Examino cómo me he comportado con mi familia y con mis compañeros. ¿He dedicado algún tiempo en las últimas veinticuatro horas a hacer algo generoso por alguien?. ¿Guardo algún resentimiento?. ¿Me he contenido al hablar?. ¿He considerado las necesidades de los demás en mis oraciones?. ¿He sido iriente con alguien en mi conversación?. ¿Tengo algo que ver con el estado de conflicto o con la solución de los problemas que hay a mi alrededor?. ¿He sido amable?. ¿He tenido en cuenta que entretanto Dios me observa amorosamente?.
Cuando finalizo esta evaluación considero lo que he aprendido sobre mí mismo y me encomiendo a la sabiduría de Dios. Ante Él pongo las grandes necesidades que siento en ese momento. Hablo con Él como con un amigo que disfruta de mi compañía y que me entiende y me ama. Le hablo de mis temores, esperanzas y alegrías. Le pido a Dios que me conceda abrirme a la vida y al amor. Y cuando el olor a pan recien cocido inunda mi cocina, dejo que mi espíritu se llene de gratitud y alabo a Dios por todo lo que constituye mi vida. Y le doy gracias por el don del pan y de la vida".
EL PAN DE LOS JESUITAS (Hermano Rick Curry, S.J.)

Llevo tiempo queriendo hacer pan. Tengo respeto a las masas y me para un poco el hecho de que no salga bien y lo tengas que tirar todo a la basura. Así que compre unos libros para empezar a documentarme. Una cosa es la apariencia mejor o peor de una receta de cocina y otra muy distinta es que te salga mal un pan. Para mí el pan es algo a parte. De niños se nos caía el pan al suelo y soplábamos por si cogía algún microbio y lo comíamos. Hoy las madres, si un trozo de pan cae al suelo directamente no lo recogen, con la desgracia de que existe gente que va a las basuras en busca de este pan.
Ahí estaba yo estudiando, visitando blogs de puristas como el de Ibán, cuando de pronto visité el blog de Su y ahí estaba lo que ella llamaba su milagro, un pan, que aunque hecho en cazuela Pirex, había salido estupendo, y ella nos animaba a probar y a ponernos manos a la masa.
Me hizo muchísima ilusión, tenía todos los ingredientes pero me faltaba la cazuela. Qué podía hacer?. Esperar a mañana y comprar una Pirex. De eso nada, yo tenía que hacer el pan ya porque soy así, porque había leido bastante, era hora de practicar y nadie mejor que Su me había puesto deberes. Buscando, pensando, zas!!!, mi cazuela de hierro, aquí también tiene que salir, con ilusión se consigue todo. Y como si fuese una panadera de verdad, a las 3 de la mañana ( hora de este blog pero con luna) me puse a hacer mi primer pan.




Ingredientes

350 gr. harina de fuerza
175 gr. de agua
20 gr. de aceite virgen extra
15 gr. de levadura fresca
una cucharadita pequeña de sal


Preparación en Thermomix

1.Poner en el vaso el agua, el aceite y la levadura 2 m. 37º vel.2
2.Añadir la harina y la cucharadita de sal, mezclar 10 segundos vel.6 y programar 2 m. ve. espiga
3.Mirar si la masa se despega de las paredes. Nos tiene que quedar una masa manejable pero no en exceso pegajosa. Si es así, añadir un poco más de harina, porque no todas las harinas absorben la misma cantidad de líquido.
4.Poner en las manos un poco de harina y en la mesa donde vayamos a trabajar. Darle forma redonda como de hogaza. Pincelar con un poco de aceite y espolvorear con harina.
5.Colocar en la cazuela "Le Creuset".
6.Hacer unos cortes rápitos con un cúter.
7.Meter en el horno en frío y esperar unos 30 m.
8.Calentar el horno a 220º durante unos 40 m. hasta que lo veamos hecho.

Tened en cuenta que si la levadura entra en contacto directo con la sal, pierde su función.

Si pulsais en el título del post podeis ver la cazuela.

Este pan es un homenaje a mi madre que siempre ha amasado un pan buenísimo. Cuando éramos pequeños y los domingos salíamos de excursión solía hacernos el pan el sábado. Entonces los domingos no había pan, eran otros tiempos. Siempre lo ha hecho a mano, sin máquinas, en un recipiente que los valencianos llamamos "llibrell", y esperando el levado como un milagro, como dice Su del blog http://webos-fritos.blogspot.com/
Hoy cuando le he llevado el pan se ha quedado sorprendida, el aroma es lo que más sorprende del pan hecho en casa.

22 comentarios:

Ro 2 de marzo de 2008, 10:00  

Que maravilla de pan! y en cazuela! yo no lo he probado así todavía, tengo la maquinita (panificadora) aunque ya lo ponemos en el horno y cualquier día me pongo a amasar.

cerise 2 de marzo de 2008, 10:13  

Felicitaciones por tu primer pan.
Tienes razón es toda una experiencia hacer pan, y solo por el olor que envuelve la casa vale la pena. Es todo un ritual, nunca he hecho pan en una cazuela pero pienso probarlo. Ademas no se a los demas pero a mi me relaja amasar la masa para el pan.

Dolorss 2 de marzo de 2008, 13:35  

Tenemos telepatía??? yo hoy también he hecho pan !!!!
Pero yo lo he hecho del modo tradicional yla verdad es que sale estupendo.
Felicidades por ese pan redondo!!!
(que sin duda debe saber a gloria).

Caminarsingluten 2 de marzo de 2008, 14:00  

¡pero bueno!, hoy os habeis propuesto que nos saltemos nuestra dieta sin gluten, jajaja... venimos ahora mismo del blog de Su donde hemos visto un estupendo pan y ahora vemos este también estupendo y que debe de estar riquísimo. Lo malo Ana, que una vez que comienzas a hacer pan en casa ya no sales a comprarlo... ¡es aditivo!.

Gracias por mostrarnos tus recetas.

Besotes,

Ana y Víctor.

Marian Quirós 2 de marzo de 2008, 14:32  

¡¡hola guapa ¡¡

menudo pan rico os vais a zampar hoy ....se ve esponjosoto y la corteza crujiente ......

Su 2 de marzo de 2008, 19:03  

Que bien jolin
que bien
enhorabuena
guerra a las baguettes congeladassssssssssssss!!!!!

cuatro especias 2 de marzo de 2008, 22:16  

ANA:
Me vuelve loca el pan, lo hago de muchas formas, me encanta si no fuese por todo lo que engorda.
Está muy rico si nos incorporas, o si le añades algunas primas nuestras como perejil, ajo, pipas,canela...

Tengo la olla de la que hablas y me pondre´con las manos en la masa,

De la legumbre que me preguntas, hay mucho que decir,
Te dedico mi próximo post.
Espero que te valga.
Nuez Moscada.

cuatro especias 2 de marzo de 2008, 22:26  

QUERIDA ANA:
Acabo de terminar tu post de la lezumbre azuki, con enlaces para visulizar mas en profundidad si lo deseas.
Clavo.

Soraya 2 de marzo de 2008, 23:39  

Ana, que rico se ve tu pan, me encanta todo lo de panificacion, pero debo esperar un poquito ahora que estoy a dieta, lo estoy evitando, se ve que esta delicioso.

Un beso,

Soraya

hebe 3 de marzo de 2008, 12:18  

q fantastic !! nunca hice pan asi en serio ,, no se , no me anim o ,, pero este tuyo es divino ..
te felicito, muchos besos
por cierto quiero poner un link tuyo , si me das permiso , y cuando mi marido lo haga, eso no se hacerlo , lo hace el , gracias guapa

Mar 3 de marzo de 2008, 13:31  

A este pan le vamos a llamar "pan infalible", no? porque se ve tan fácil y tan rico.
Yo por lo pronto ando buscando un cacharro con tapa que me sirva y mentalizándome de que lo que haga la thermomix lo tienen que hacer mis musculitos...
Un beso, Ana.

Natacha 3 de marzo de 2008, 15:25  

El olor del pan recién hecho, así como el de la canela, siempre lo identifico con el hogar...
Un besito ana.
Natacha.

cannella 3 de marzo de 2008, 15:31  

Bienvenida al club de la panificación! Con esta maravilla empiezas con matrícula de honor!

Ana 3 de marzo de 2008, 17:53  

Ro, gracias, supongo que cualquier cazuela sirve, esta es de hierro, sale la comida muy buena y este pan me salió divino.

Cerise, gracias, a mí también me relaja muchísimo amasar, cocinar es otro rollo.

Dolorss, mi madre también lo hace de forma tradicional y le sale cosa buena, gracias por venir.

Ana y Víctor, cierto que es adictivo, estoy haciendo uno de patata, veremos qué sale.

Marián, fue una sorpresa, un regalo. No me lo podía creer.

Su, gracias a ti que la liaste.

Cuatro especias, te tendré en cuenta en mi próximo pan, a ver dónde me cabes. Gracias por tus artículos.

Soraya, tú ve mirando para cuando te decidas. Ahora no es tu momento, y de normal, el mío tampoco, lo que pasa es que ahora estoy delgadísima y necesito muchos nutrientes. Gracias

Hebe, qué dices?, pues claro que tienes permiso, cómo me lo preguntas?. Venga líate la masa.

Natacha, el olor es extraordinario, muy gratificante cuando ves el resultado.

Cannella, gracias, espero conseguir muchas matrículas. Había estudiado pero como para tanto, no.

Besos a todas.
Ana

Irene 3 de marzo de 2008, 18:53  

Hola Ana,muchas gracias por tu visita a mi blog,veo que eres de Valencia estamos cerquita,tienes un blog fantastico con muy buenas recetas y este pan te quedo muy rico.
Yo tambien te he enlazado a mi blog,
seguimos en contacto.

BESOS!

celdenit 3 de marzo de 2008, 19:34  

ana; esto si que es un peazo pan, que buena pinta tiene.
Que cosas tan ricas haces.

Besitos

Ana 4 de marzo de 2008, 22:59  

Bienvenida Irene, por aquí sí que estamos cerca, compartiendo las cazuelitas.

Celdenit, vamos haciendo lo que podemos, siempre hay que mejorar.

Besos a las dos.
Ana

Ibán 5 de marzo de 2008, 9:58  

En cuanto me recupere un poquitín, lo primero que me voy a comprar es una cazuela de hierro colado, estoy mirando las Creuset estas, pero las de cocina traen el asa de plástico, tienen otra serie (negra) que tiene la tapa de hierro también...le tengo unas ganasssssssss :)
Estos panes que hay por aquí no parecen en absoluto los de alguien que nunca hubiera hecho pan, todo lo contrario!!! Toda mi admiración (reverencia con la cabeza)
Desde hace casi 3 años que empecé a hacer pan, hago semanalmente todo el pan que se come en casa...así que estás avisada...

Anónimo 5 de marzo de 2008, 11:02  

Interesantisimo el texto y los enlaces sobre azukis de cuatroespecias pero faltan los principales:

http://www.biomanantial.com/recetas-con-azukis-a-11.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Azuki

http://saborgourmet.com/ensalada-de-legumbres-tricolor-para-vegetarianos/

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=534

de donde copio lo que publica sin citarlos. Que poca verguenza.

Ana 5 de marzo de 2008, 12:37  

Ibán, no sabes las ganas que tenía de oir tu comentario, por tu experiencia. Si supieras cómo me quedé cuando destapé la tapa y vi que el pan casi se salía....no se puede decir con palabras. Estas cazuelas son una maravilla para guisar, a las mermeladas les dan un sabor impresionante y al resto de los guisos ni te cuento. Se que valen una pasta pero lo que me han demostrado con el pan no tiene precio.
Bueno, esto solo es el primer paso, ya vendrá la masa madre, con eso aún no me he atrevido.
Gracias por venir.
Un saludo.
Ana

Ana 5 de marzo de 2008, 12:40  

Anónimo, le diremos a cuatro especias que ponga la fuente cuando escriba, acaba de empezar en el blog e igual no lo ha tenido presente, qué quieres que te diga?.
Saludos.
Ana

Mar 18 de marzo de 2008, 19:52  

Llegué a tu pan navegando por otros blogs.
Quiero felicitarte porque te ha quedado divino y la introducción que has hecho del libro "Del pan de los jesuitas" me encantó!!!
Vendré a visitarte más seguido.