Páginas

25.11.10

Fesols fregits

Iba a empezar a escribir pero acaba de entrar Helena que es un torbellino y se me ha ido el santo al cielo. 
Para empezar, este plato, que no es muy fotogénico por la presencia del huevo que no se deja ordenar, decía, que este plato es robado porque lo hizo mi madre el fin de semana y en tupperware me lo traje para Valencia para fotografiarlo y presentarlo.
El garrofó es una habichuela esencial en la elaboración de la paella pero además se suele añadir en hervidos, arroz caldoso de Verano, o hacer fritos como en esta receta que os traigo.
Para hacer garrofó fregit hay que conseguir esta habichuela muy tierna, cogida antes de que esté gruesa y aquí en Valencia, en general, tienen la mala costumbre de dejarlo crecer para que rinda más y que lo que compremos no sea todo piel. 
Mi madre se los compra a un agricultor del pueblo llamado Ramón, estos son estraperlo puro porque él los coge tiernos y este año hemos tenido suerte porque la cosecha le ha ido muy bien. Desde aquí un homenaje a Rosita y Ramón que nos proporcionan todos los Veranos esta materia prima y cuya labor quizás se extinga algún día si sus hijos no siguen con esta costumbre.
Reivindiquemos el garrofó!!!!!!
Ingredientes
1Kg de garrofó
1 tomate grande rallado
4 ajos troceados muy pequeños
pimentón rojo de La Vera (dulce o picante, al gusto)
longanizas blancas (opcional)
Procedimiento
Se pela el garrofó y se reserva (solo se come la habichuela de dentro).
Calentamos aceite en la olla exprés y sofreímos los ajos, el tomate y el pimentón rojo teniendo cuidado de que no se queme. Salamos.
Añadimos el garrofó y un chorrito de agua, poca porque se trata de conseguir una salsita para mojar, no una sopa.
Tapamos la olla y cocemos unos 30 m, según ollas y como si de una legumbre se tratara.
Cuando destapamos la olla observamos que ha quedado una salsa y en ella volcamos un huevo para cada comensal.
Si decidimos poner longanizas blancas, estas se sofreirán en primer lugar, antes que los ajos.
Servimos el huevo acompañado de las habichuelas y salsa.
Ring, Ring, diga!!!, Lolín???, soc Rosita, cuand vullgues pasa per els fesols. Gracies ... Rosita vive en un cuarto piso frente al mar y vale la pena subir hasta su casa para observar las vistas y recoger la mercancía.
Si tienes la suerte de hacerte con unos kilos de garrofó, pélalo y guárdalo en el congelador, aguanta todo el año.

20 comentarios:

Isabel 25 de noviembre de 2010, 20:00  

Son las alubias que se ponen en el arroz, verdad?
Tiene una pinta magnífica.
Un besín

mesilda 25 de noviembre de 2010, 20:23  

Que bueno Ana,a estas horas ya pica el hambre,me nuda cenita mas rica me daba....
Besets.

Ajonjoli 25 de noviembre de 2010, 20:40  

claro que sí, reivindiquémoslo !!!!!!

María Alonso 25 de noviembre de 2010, 21:01  

Qué bueno!!!!!!!
Ana cada día te superas,sencillo,sano y bueno.
Un besazo

Loladealmeria 25 de noviembre de 2010, 21:46  

Pos paser un plato robao, no esta nada mal, bastante decente quedo el huevo despues del trajin y el alboroto.
En Almeria "eso" le llamamos habas, pueden ser frescas o sacas. Si tu quieres que lo reivindiquemos lo hacemos ¡¡¡¡ arriba el garrofo ¡¡¡
anica que poco nos vemos, esto d eponernos a trabajara nuestra edasd es denuncable.
jajjajaaa
bsss guapa desde Almeria.

Stefania 25 de noviembre de 2010, 22:50  

Ana questa ricetta è senza dubbio molto buona gustosa e di famiglia, mi piace bravissima ciao

Margarida 25 de noviembre de 2010, 23:45  

Pues tiene muy buena pinta este plato!
Mi madre (que es de Castelló) también suele poner los garrofons (o bajocons, como los llama ella) en la paella, y es como siempre me los he comido. Y aunque yo no los utilizo, reconozco que le dan un sabor especial y muy bueno.
Besos

aandara 26 de noviembre de 2010, 0:48  

Ana nunca he comido nada parecido, pero tiene una pinta estupenda, ole a reivindicarnos con los agricultores
un beso guapa
Amalia

LA COCINERA DE BETULO 26 de noviembre de 2010, 9:56  

Un plato divino.
Por aquí no se encuentra el garrofó, pero cuando voy a Valencia y lo encuentro compro, me dijo la que los vendía que podía congelarlos en bolsitas.
Besos.

El Oteador de los Mercados 26 de noviembre de 2010, 10:29  

Enhorabuena Ana por descubrirnos estas recetas caseras. Se ve un plato sabrosísimo que nunca hay que dejar olvidar.

Núria 26 de noviembre de 2010, 12:15  

Ana a estas horas esto me lo comía con los ojos cerrados...un plato sencillo y sano...me gusta
besssos

Irene 26 de noviembre de 2010, 15:22  

Mira que Valencia no queda muy lejos de mi casa, pero yo no sabía que el garrofó se consumía tierno! Todavía recuerdo cuando de pequeña me comía "fabes" crudas, recién peladas de la vaina. Mmmmm!

Akane 26 de noviembre de 2010, 16:22  

A mi me gustan también los platos y comidas "no fotogénicos", "desordenados", como éste, muy apetitosos, que tanto orden al emplatar a veces cansa ;)

Me pregunto si el garrofó se parece a las habas tiernas de Murcia, que están ricas por sí solas y en crudo, que también se ponen en el arroz o las migas.

Enhorabuena a tu madre por la receta!

miren 26 de noviembre de 2010, 18:04  

Hola!, se parecen a las habitas tiernas, qué delicia.
Un abrazo.

Mª Carmen 26 de noviembre de 2010, 19:16  

Tengo el congelador con los garoofones del huerto y nunca los he hecho así, siempre con arroz y un año mi madre los hizo como fabada deben estar buenísimos, Esta semana que viene los pruebo ¡Qué buenos!¡Viva el garrofón de Valencia!

Shitaki 27 de noviembre de 2010, 7:24  

Que bueno el garrofó Ana ! y que difícil es encontrarlo,aquí en Mallorca , pero en este último año he visto algún puesto en el mercado que tienen...así que lo tengo un poco mejor.
Mi madre siempre que viene a Mallorca trae dos cosas:napicols (esos de cabeza morada recien cogidos)y "botifarras"(morcillas) para el arroz al horno.Y fesols de peladilla (garrofó) para la paellita.

Saludines !

Maria Dolores 27 de noviembre de 2010, 19:44  

Ana nunca los he comido así pero los probaré pues mirá que a mi me gusta el garrofó pero solo lo pongo en la paella y el arròs caldós, tengo congelados que este verano me abastecieron bien tengo verdura de paella para todo el año.
Felicita a tu madre menuda receta te ha preparado.
Besos

Ana Segura 28 de noviembre de 2010, 17:13  

Isabel, sí, son las que se ponen en el arroz, hay quien las pone secas previo remojo como las legumbres secas pero en este caso como son tiernas, se quita la piel y lo que se come es el grano de dentro.
Lola, que el huevo lo volqué aquí en Valencia mujer, no me traje el huevo cocido del pueblo, ay qué cosas tienes!!!!!! jajajajajja
Irene, pruébalo que está especial, las habas también me encantan.
Akane, el garrofó no tiene nada que ver con las habas, es una habichuela plana que se deshace y se come el grano de dentro. Suele secarse también y si se quiere utilizar seca, como cualquier legumbre, se debe poner a remojo antes.
Venga Mª Carmen, a probarlos así!!!!
Shitaki, imagino a tu madre cargada de cositas ricas, siempre intentan coplacernos, verdad?
Mª Dolores, si los pruebas ya me dices lo que te parece, pero utiliza los tiernos.
Un abrazo y muchas gracias a todas por vuestros comentarios.

Cnxy 9 de diciembre de 2010, 13:50  

mmm Garrafó, no sabia que tenian más utilidad a demás de la paella. Mis amigos de valencia me han transportado a su mundo culinario, y ahora este maravilloso blog me hará sentir más cerca de ellos. Te agrego a mis favoritos en mi blog, que no es de comida valenciana, pero si de recetas tradicionales de mi cuaderno que está escaneado directamente... Un saludo!

http://ladronaderecetas.blogspot.com/

francisco 24 de octubre de 2017, 11:43  

Vivan el fesols de la peladilla(garrofons) de Piles. (Valencia). Los mejores.