Páginas

5.3.10

Basmati con escamas de piña caramelizada

No quiero irme a la cama sin antes contarte el día que he pasado hoy.
A mi madre le localizaron 4 bultos en el hígado y hemos pasado días y días como solemos decir por aquí: "en un ay".
Al fin hoy, le han hecho una resonancia y todo ha salido bien, son hemangiomas benignos. Hemos sabido el resultado enseguida porque nos ha acompañado nuestra amiga médico M, a quien desde aquí quiero agradecer el apoyo que nos ha brindado.
Estas cosas a mí, después de todo lo pasado, me dejan helada. Mi hermana ayer me escribió diciendo que pensaba encender unas velas y pedir por ella. En mi interior me sorneía, no con prepotencia ni nada de eso, es que yo ya había hablado con Él y habíamos hecho un pacto, a mi mami no le podía pasar nada simple y llanamente porque NO porque a mi mami, NO, para esos menesteres ya estoy yo, que estoy bien guerreada y he cargado con mucho, pero ella, ni de coña. Nadie merece un diagnóstico del calibre que ella temía pero ella muchísimo menos y parece que también Él lo tenía claro porque apenas yo le he redordado nada, ya se lo dije una vez: lo que tenga que ser para ella, mándamelo a mí.
Hemos quedado esta mañana en el centro para ver la mascletá, comer algo, que casi se nos ha atragantado porque se hacía la hora y el camarero no se daba aire hasta que le he dicho: si disparan la mascletá yo me levanto ehhhh, luego ya pasamos a pagar!!!! En fin, nos ha dado tiempo. Después nos hemos comprado unos pastelitos en Villanueva y hemos ido en busca de una terraza donde tomar un café, yo una manzanilla que me ha sabido a gloria, pocas cafeterías tienen hierbajos naturales, aquí he tenido suerte, no era de sobre.
Alrededor de las 4 y después de hacer algunos recados nos hemos ido al Centro Eresa donde le hacían la resonancia. Ella estaba muy asustada, yo estaba como el mármol, aguantando el tipo, riéndome de todo, siempre con este aspecto tan desenfado como si no fuera a pasar nada, como si lo que está pasando no fuera conmigo ni con ella, ajena a todo, la Vida me ha maltratado y supongo que estoy ya acostumbrada a ello. Si sale todo bien, de pm, si sale mal, qué narices mal?, mal no puede salir!!!! A todo eso, ella se angustiaba pensando en entrar en ese aparato en el que parece que estás dentro de un ataúd. Ay qué gracia, a mí me entraba la risa floja!!!! Yo ahí he entrado una vez y ya no me pillarán más, contarlo merece un post entero y bien largo. Pues buena compañía te has traído!!!!! Al fin ha llegado M y la situación se ha puesto lo seria que se tenía que poner, la radióloga ha tranquilizado a mi madre y le han hecho la prueba.
Que hoy las velas de mi hermana brillaron con tanta intensidad que la luz se hizo sobre la Vida de mi madre.
Que mi pacto con Él no fue en vano.
Cuando he llegado a casa he empezado a sentir unas ganas de llorar terribles, de la alegría, que sí, que del Bien al Mal solo hay un paso y qué distinta es la caricia de la benignidad a la sombra de la malignidad.
No quería acostarme sin compartir contigo la pureza del blanco del arroz basmati mezclado con unas escamas de piña caramelizada (con soplete) salpicado con unos piñones y decorado con menta, hoy tan solo eso, que no es poco.

18 comentarios:

Pilar - Lechuza 5 de marzo de 2010, 7:46  

Bellísimo post, Ana.

Carmen 5 de marzo de 2010, 9:21  

Me alegro que todo haya quedado en unos malos días de pruebas. Leyéndote se me extemecían las entrañas. Las sensaciones son exáctamente como las relatas.

Ahora a disfrutar de la Fallas a tope.

Un beso

dolores 5 de marzo de 2010, 9:47  

Hola Ana,
Es la primera vez que te dejo un mensaje pero te leo desde hace un poquito de tiempo.
Bellisimo post , cómo bien dice PILAR y te digo cómo Carmen..
Disfruta de las Fallas ......!!!

Yo tambien soy valenciana..!!!

abrazo muy fuerte,


dolores
http://www.alcalordeunbizcocho.com

Curra 5 de marzo de 2010, 10:39  

Ana solo darte un fuertísimo abrazo.

Núria 5 de marzo de 2010, 11:20  

Me alegro de que todo haya salido bien...el post precioso y la receta se ve deliciosa.
Buenas fallas!!!

besos

AnuKa 5 de marzo de 2010, 11:53  

Ana, me alegro mucho de que todo haya quedado en un mal susto. Te envío un fuerte abrazo y exquisita la pinta de ese arroz.

aandara 5 de marzo de 2010, 12:58  

Ana cuanto me alegro que lo de tu madre solo hay sido un susto, ahora a disfrutar de las fallas
Un beso
Amalia

El Amasadero 5 de marzo de 2010, 13:47  

Ana, nos alegramos enormemente de la buena noticia.

Como dice el resto, ahora a seguir disfrutando y a seguir compartiendo buenos ratos y buena cocina!!!

Un beso enorme y feliz fin de semana!!!

Qalamana 5 de marzo de 2010, 15:22  

Qué bonito Ana... y enhorabuena por los buenos resultados!!!

Y gracias por la receta, tiene una pinta riquísima...

Cuídate mucho y disfruta de las fiestas de tu tierra :)

Mar 5 de marzo de 2010, 22:47  

Chiquilla que alegría que todo esté bien, espero que disfrutes mucho de las fiestas...
Un besote

Andrea 5 de marzo de 2010, 23:28  

Gracias por compartir esto tan abiertamente, no te conocía hasta hoy, a mi me pasó algo parecido, pero en mi caso el pacto no funcionó :(

Besitos

Maria Dolores 6 de marzo de 2010, 1:35  

Ana me alegro muchísimo que todo saliese bien.
Un abrazo

SEFA 6 de marzo de 2010, 1:36  

Ana, me alegro que todo haya sido un pequeño susto, como siempre me gusta leerte, disfrutar vuestras fiestas que llegan pronto y yo sigo aqui con mi Virgen, tu ya sabes, un abrazo.SEFA

Akane 6 de marzo de 2010, 15:19  

Ay Ana, en primer lugar me alegro muchísimo de que al final el diagnóstico fuera benigno, pero cómo siento que hayáis tenido que pasar por la angustia de la prueba y la espera.
Has escrito unas palabras muy emotivas y poco más puedo comentar; sólo que de nuevo me alegro mucho. Ojalá no os pasen más cosas así a nadie de tu familia.


Y el plato, riquísimo. El arroz basmati, tan aromático, combina maravillosamente bien con la piña y frutos secos.

Besos

imaginacion 6 de marzo de 2010, 19:09  

Hola guapa. He leido tu comentario sobre el tema de tu mami y cómo te comprendo y al mismo tiempo te admiro.
Creo que a pesar de haberlo sufrido en las propias carnes, es algo que siempre deja huella y que precisamente por eso, uno se hace fuerte y se niega a que vuelva a ocurrir.
Lo malo cuando llega el momento del bajon y ves que todo lo tienes perdido.( Eso fue lo que me paso a mi con mi marido).
Por eso quiero alegrarme contigo por que una vez mas, hayas tenido la suerte de poderlo mandar al diablo.
Disfruta todo lo que puedas de esa buena noticia y vive el presente que es lo que importa.
Un beso para ti y tu mami.

Loladealmeria 7 de marzo de 2010, 17:11  

Ana, una alegria muy grande por lo de tu madre. entiendo cuando dices lo del pacto, yo al de Arriba le hablo mucho y cuabdo mi hermana le pedi que me pasara a mi el caliz, pero no quiso. Estoy con ella en todo lo que puedo y ella quiere, ¡¡que caracter se os pone a veces¡¡¡ pero cuanto se os quiere. Nosotros aun no hemos terminado la lucha, que ganaremos ¡¡faltaria mas¡¡¡
¡¡Que suerte tiens , tienes a tu amdre contigo, yo hace mucho que no tengo a ninguno d elos dos, ni conocieron a mi peque. Pero se que nos ayudan desde Allí.
animo y sigue con esas manzanillas, ue ya si quee s verad que no se ven. Disfruta las fiestas, als veo por el Plus, aunque no me nentre ni de la mitad(el idioma me mata, jajajaj)
Pero el arroz tuyo em sabe a gloria.
bsss para tu maami y para ti de animo, apoyo y amistad desde Almeria

Ana Segura 7 de marzo de 2010, 20:27  

Muchísimas gracias a tod@s por vuestras palabras, por compartir conmigo estos momentos de liberación y por aportar vuestras experiencias con las que también me hago solidaria.
Änimo a quienes estáis en esa lucha, mucha fortaleza a los que pasáis por experiencias parecidas, solo con nuestra actitud ganaremos.
Un abrazo.
Ana

Inmaculada (Adi) 9 de marzo de 2010, 21:37  

Jo....der, qué fuerte.
Cuando me entero de estas situaciones en las que las madres y padres de otros están envueltos, no puedo evitar acordarme de la prematura pérdida de los míos y lo mucho que duele, de manera que sé de lo que estás hablando, de lo que habréis pasado y de los temblores y retortijones de barriga que dan estas situaciones...

Me alegro de todo corazón que la luz se haya hecho en vuestra casa y que tengáis la fortuna de poder disfrutar de la compañíia de tu madre. Espero que sea por muchos, muchos, muchos años.

Abrazos.