Páginas

21.11.09

Crosta


Esta es una receta que me devuelve a la infancia y que aún hoy cuando la hacemos para los niños, algún mayor también se apunta. No se si alguien la conocerá como arroz con costra pero en mi pueblo lo llamamos "Crosta" pronunciado con la o abierta.
Cuando era niña, comía los sábados en casa de mi abuela turnándome con otros primos. El día que hacía cocido, nos comíamos primero el cocido y después la crosta que era el arroz hecho con el caldo del cocido. Es un arroz tan sublime que a todos nos ha gustado cuando hemos sido pequeños y a algún niño más tiquismiquis si no hemos sabido qué darle le hemos hecho una crosta si teníamos guardado caldo del cocido.
Mamá qué comida haces? Berenjenas al horno. Pero, y los niños? A los niños: una crosteta.
Mi abuela solía hacer más cantidad para que le sobrara porque a mi abuelo le gustaba fría al día siguiente, qué recuerdos!!!!
Aquí el secreto está en que el horno no te juegue una mala pasada.
Se cuece el arroz en una cazuela no muy ancha, porque luego tenemos que añadir los huevos batidos encima y conviene que sea más bien estrecha.
Cocemos hasta que ya no quede caldo.
En un plato batimos un huevo por persona y ponemos una pizca de sal y un poco de aceite. 
Ya tenemos el horno bien caliente, la parte de arriba, porque lo que pretendemos es que el huevo suba.
Añadimos el huevo batido a la cazuela donde tenemos el arroz cocido y metemos rápidamente en el horno.
A esperar que el huevo suba, ese será nuestro éxito.
Servimos a cada comensal trozo de huevo y parte del arroz.
Espolvorear con azúcar y canela.


17 comentarios:

Pilar - Lechuza 21 de noviembre de 2009, 20:18  

Qué bonita la historia que nos cuestas. Esos platitos de antaño no se deben quedar olvidados. Son maravillosos y no se pueden encontrar más que en casa.
un abrazo

comoju - Cova 21 de noviembre de 2009, 21:53  

me lo explique..... un plato de arroz con caldo de cocido y luego azúcar y canela???????

Nunca lo había escuchado antes pero la historia.. me ha hecho imaginarte en esa época .....

Un besazo

Inmaculada (Adi) 21 de noviembre de 2009, 22:09  

Toda la receta interesante, tomando nota como buena alumna que soy hasta que de repente ¡¡¡ ZAS !!! llego a la parte de "espolvorear con azúcar y canela".... pues me han hecho los ojos chirivitas :-))

Eso no quiere decir ni muchísimo menos que no vaya a ponérsela cuando lo haga, no señora, yo se lo pongo y ya te cuento, pero conociéndome que no le pongo pegas a las mezclas de sabores, que me conozco, seguro que me gusta y mucho.

Ahora solo tengo que hacer el cocido (el personal me lo está pidiendo desde que terminó Agosto), luego que sobre algo (difícil lo veo porque nos encanta la sopa con el caldo) y después animar a los míos, que tampoco se harán mucho de rogar, para el tema del azúcar y la canela.

Moco de pavo, ya te contaré. Besos.

Pepa 21 de noviembre de 2009, 22:32  

UIssssssssssssssssssss yo conocia la costra, pero con azucar y canela , no!!

Unodedos 22 de noviembre de 2009, 0:17  

No conocía la receta y me parece muy apetecible. Lo único que me choca es el contraste de usar el caldo de cocido y luego que echemos azúcar y canela; pero como se lleva tanto lo de los "contrastes" pues ea vamos allá.
Y qué historia más bonita!
Besos guapa ; )

Carmen 22 de noviembre de 2009, 3:46  

ANA: Qué bueno que no fui la única que no entendí, jaja.
No sé si es dulce o salado este platillo, ni de qué manera el huevo batido logrará hacer una costra.
A menos que sea como las bastelas marroquíes rellenas de carne de cordero que se les espolvorea azúcar glass y un poco de canela, en fin que está raro

Curra 22 de noviembre de 2009, 9:16  

Ana, este arroz se ve delicioso.
Siempre lo he tomato salado.
tengo la suerte de tener una amiga crevillentina que prepara todo tipo de arroces y yo los ddisfruto, jaja.
Ahora que como dicen tod@s lo del azícar y la canela no lo he probado. No pongo peros a nada, así que habrá que hacerlo un día y probar.
Un beote guapa.

marilu perez 22 de noviembre de 2009, 12:17  

Ana!
Pero que cosa más rica!
Yo creo que si comiera en tu casa tendría que esta un rato en la mesa de los mayores y un rato en la de los enanos. (Ya me buscaría alguan excusa para hacerles una visitilla.)

Nélida 23 de noviembre de 2009, 19:15  

Ana ¡qué curiosa receta! Nunca la había visto. Yo en casa no hago cocido (sólo somos dos), más bien espero comerlo en casa de la madre o de la suegra.

Aún más que tu receta me encanta tu historia, tan entrañable...

besos

Maria Dolores 23 de noviembre de 2009, 23:52  

Ana la crosta si la he probado pero con azúcar y canela es la primera vez que lo oigo.
Bueno el curry pataks una delicia.
Besos

pityenlacocina 24 de noviembre de 2009, 9:25  

una receta sorprendente y seguro que deliciosa, buen trabajo, besitos

imaginacion 24 de noviembre de 2009, 13:06  

Muy bonita historia y no menos curiosa la receta .
Me has recordado a mis años de niña cuando llegaba el Domingo y mi madre nos preguntaba ¿que quereis comer?. Siempre la deciamos lo mismo.! Arroz con pollo!. Para mi, es una de las comidas que mas recuerdo, por que creo que nunca he conseguido que me sepa como el de ella.
Es como un espinita que llevo clavada.
Muy bien amiga.

Ana 24 de noviembre de 2009, 21:15  

Entiendo que os resulte curioso. Cada vez que mi madre hace crosta mi padre tiene que decir: este es un plato de este pueblo, en el mío nunca se ha hecho crosta. En fin, pues bien, no?, y lo del azúcar con canela tendríais que probarlo porque es el NO VA MAS, parece mentira pero está delicioso.

Muchas gracias a todas por vuestros comentarios, atreveos, probad y ya me decís.

Un abrazo.
Ana

Adormidera 26 de noviembre de 2009, 7:03  

Me apunto!!!!
A mí no me resulta tan extraño el añadido final... en casa de mis abuelos, los nietos comíamos la tortilla con azúcar para cenar (el que lo prefería así), y las tortas que más nos gustaba las hacía mi abuela con restos de arroz amarillo.
Así que la mezcla de arroz y/o huevos con azúcar me lleva también a mis años de infancia.

Lo que no he probado nunca es arroz hecho o terminado al horno pero siempre me atrajo cuando he visto alguna presentación de por ahí.

Te leo super trabajadora, esas croquetas y el curry... ummmmm... cuánto más vaga yo, más activa tú. Si algún día piensas en llenar tupers como negocio (o caridad), recuérdame !!

No sé cómo va todo, respiro serenidad, espero y deseo que bien.

Un abrazo y un beso con sabor a niñez.

OLGUIS 28 de noviembre de 2009, 17:28  

wow que rico y que bonito recordar los platillos que comiamos en la infancia.
Saludos
olguis.

Ana 6 de diciembre de 2009, 19:04  

Adormidera, me alegro de que la receta de traiga recuerdos de tu niñez que creo que no debemos olvidar porque son los que nos han hecho mayores.
La verdad es que me dio por las conservas y todo esto y aunque no debo hacer demasiado esfuerzo con mi brazo, me puse a hacer experimentos y qué gusto da comerse las mermeladas que una misma prepara. Prueba la receta que te gustará.
Olguis, qué alegría verte por aquí, espero que todo vaya bien para ti, recuerdos a tu familia.

Gracias a todas por vuestros comentarios y un abrazo.
Ana

Núria 29 de enero de 2010, 9:30  

Hola Ana, he entrado en tu blog y la verdad es que lo poco que he visto me gusta mucho, este arroz me lo apunto porque nunca he comido y la pinta es estupenda...te seguiré.
un abrazo