Páginas

1.6.10

Una historia sin palabras

Esta es una historia de Amor, con mayúscula, del Amor de Alberto y Luisa por su hija Marina, de Marina con Dios y de todos los que la acompañamos en un día tan especial.
Las imágenes hablan por si solas y no hace falta verificar lo preparada que estaba Marina para tal acontecimiento, su mirada y comportamiento lo demuestran.
Con mis hijas ya lo viví intensamente pero con mi única sobrina, Marina, la niña de mis ojos, mi rubia, ha sido especial. Tan esperado, el día se daba por grande pero la organizadora del evento, su madre, se lo trabajó pero que muy mucho.
A mí la parte religiosa me queda de sobra bien vivida, quizás aquí os pudiera interesar desde el punto de vista gastronómico, el menú. Podría copiarlo del tarjetón y destacar que el tentempié fue algo extraordinario,  pero no os transmitiría lo que un día así me produce.
Es ella, es mi hermano, he estado tan cerca de no verlo que no tenía bastantes ojos para mirarla.
El tentempié fue abajo en el jardín y cuando subimos al comedor, entramos y sonaba la música, una orquesta que le regaló la amiguita Mar. Del techo colgaban globos gigantes violeta que contenían otros globos pequeños, encima de la mesa centros de flores con velas en el mismo tono y sobre el plato unos azúcares variados con el agradecimiento de Marina por nuestra compañía.
Al lado de la orquesta había un algo que pensé que era decoración del salón y cuando me entero, era una "fondue de chocolate" de varios pisos, para mojar fruta en ella.
En el álbum de la comunión le dejamos a Marina nuestra firma y nuestros mejores deseos. Estas vidas pequeñas que ahora empiezan a crecer en serio, algún día releerán los besos, los cariños, los deseos que un día tan especial su familia les dejó. Y no es algo que no llegue a ninguna parte, es el recuerdo de toda tu familia reunida acompañándote. Que además de todo, quede eso, porque realmente eso es lo que al final de todo, realmente importa.
Era una historia sin palabras, como muchas veces se queda Marina si no te conoce pero que cuando rompe a reír te lo dice todo. Hasta aquí ella ha llegado acompañada por todos, en adelante el camino es suyo, Marina que Dios no ahoga pero aprieta!!!!!!!,  pero que sepa que siempre va a contar con los que la queremos, para todo.
Y para romper mi melancolía una última foto para reír, la de estas niñas que se quedaron descalzas porque les robaron los zapatos, solo una los recuperó, esta sí que fue una historia pero de miedo.
Dame un beso Marina!!!!!

22 comentarios:

Penelope Glamour 1 de junio de 2010, 22:43  

Qué hermosas palabras! Tan llenas de cariño y de emoción, que he quedado super contagiada de alegría y del bello día que pasaste acompañando a Marina.

Un abrazo!

Carmen 1 de junio de 2010, 23:45  

Me ha emocionado leer tu emotivo relato. Tu sobrina es preciosa y se sentirá orgullosa de ti cuando lea las palabras tan bonitas que plasmas en tus líneas.
Un beso

Marian Quirós 1 de junio de 2010, 23:49  

Ana preciosas fotos de un precioso dia ...

me alegro que todo saliera tan bien y disfrutaseis toda la familia junta ...

ah envidio esa fondue ...uhhh

besos guapa

Maria José 2 de junio de 2010, 0:18  

Lindos momentos. Un beso preciosa.
María josé

Gabriela, clavo y canela 2 de junio de 2010, 3:25  

Que lindo todo! que tia tan cariñosa..
besos
Gaby

dolores 2 de junio de 2010, 6:21  

Me encanta el detalle del libro para firmar. Es un detalle precioso. Un recuerdo inolvidable que seguro que Marina en el futuro mirará con muchisimo cariño.
Me imagino la emoción que sentirias.
Enhorabuena por tan bonito dia y gracias por compartirlo con nosotras.
Un abrazo más fuerte que el de ayer

dolores

Amparo 2 de junio de 2010, 7:55  

Ana, no hay nada como la familia. Me alegro de que pasaras un día tan feliz.
Un abrazo.

Hilmar 2 de junio de 2010, 8:21  

Ana, qué belleza de entrada. Me ha gustado mucho. Es muy humana, muy sentimental. Son estos los momentos que se guardan en lo profundo del alma y el corazón. Tu sobrina es muy afortunada!
un abracito guapa,

Soledad Pérez 2 de junio de 2010, 9:14  

Ana,¡que bello día habeís pasado! Siempre me emocionan tus palabras. Piensas que las imágenes dicen más que las palabras? Te digo:no hay imágen que haga justicia y pueda expresar lo que tú trasmites con tus palabras tan sinceras,tan emotivas, tan de las entrañas!!
Ana, tenemos nuestros baules de recuerdos atiborrados y nada y todo lo que pase en nuestras vidas nos lo quitaran, son nuestros, los hemos vivido, los hemos compartido!!
Sé que nuestros baules se seguiran expandiendo para continuar atesorando tantos momentos que aún nos faltan por vivir.Así como se expande nuestro corazón al ver la luz de cada nuevo día CON SUS NUEVOS MOMENTOS QUE ATESORAR así crece nuestra esperanza y nuestra necesidad de seguir atiborrando nuestros respectivos baules.
Por cierto, ya me tomé la sopa de cangrejos, estaba deliciosa porque fue como que me la hubieses dado en la boca,cada cucharada la disfruté por tí amiga y por mí. Como te dije...te quiero.

Laura. 2 de junio de 2010, 11:49  

Que entrada mas bonita, tienes una sobrina preciosa!

Besos.

Silvia 2 de junio de 2010, 12:29  

Creo que sí, que las fotos hablan por sí solas. Delicioso día.


Besos.

Carmen (Dulces bocados) 2 de junio de 2010, 13:37  

Que bonito, las fotos, tus palabras, que emoción.
Tienes una sobrina guapísima. Por estos momentos vale la pena vivir!!!
Besitos

mesilda 2 de junio de 2010, 16:37  

Una entrada preciosa y muy emotiva,felicidades y enhora buena a toda la familia.
Besets.

Nati 2 de junio de 2010, 18:46  

Una entrada maravillosa, como tu. Un besazo.

Loladealmeria 2 de junio de 2010, 20:12  

Querida Ana, Dios te ha bendecido con el Don de la palabra,esta es una historia de AMOR con muchas palabras, que dulzura. A tu hermana Mayor le gustaria poder expresarse la mitad de bien, puede que estas semanas pasadas hubieran sido mas llevaderas....pero no eso te lo dio a ti. Felicidades.
A Marina que saboree bien ese bendito dia, es un dia hermoso, yo tambien recuerdo el de mis hijos, asi con la familia, con mucho amor, ausencias y mas amor.
Es inolvidable, pero si por casualidad hay lagunas el libro te devuelve los recuerdos....precisamente el domingo estuve recordando con mis hijos en el postre esos albumes, que bonitos recuerdos. ahora hay que mirar adelante con optimismo, toda la alegria que se pueda y que no nos falte nunca el amor.
No se si es por mi estado de animo pero aun estoy llorando.
Bssss enormes para Marina, por cierto un nombre precioso, mi Lola estuvo en un tris de ser Marina....su padre....y para ti todo lo mejor del mundo.
Dios aprieta fuerte, muy fuerte, pero....siempre hay una cañita para respirar....bsss que te quiero ¡¡¡¡.

Maria Dolores 2 de junio de 2010, 23:56  

Ana cuanto has disfrutado la sobrinita se lo merece que carita, que mirada que dulzura; que día mas feliz.
Besos

rosanna 3 de junio de 2010, 0:16  

Precioso. No tengo más palabras. Cuánta ternura.

guspires que viatgen amb el vent (Gemma) 3 de junio de 2010, 12:33  

Felicidades por la parte que te toca y muchas gracias por compartir.
Besitos guapa!

Ana Segura 3 de junio de 2010, 16:56  

Muchísimas gracias a quienes habéis venido a compartir la alegría de un día semejante, que sois más de 300 pero unas gracias significativas a l@s que habéis dejado vuestras palabras que refuerzan las ganas de seguir compartiendo.
Nadie sabe lo que me emocioné al entrar en el comedor, todo tiene su trasfondo.
Gracias de verdad.
Ana

mandisign 3 de junio de 2010, 22:45  

Suerte en el sorteo del Horno de Maria!! Saludos de Mandisign :)

Amanda 5 de junio de 2010, 1:01  

Precioso!!
Besito.

Ana 8 de junio de 2010, 16:54  

Una fiesta muy bonita... y tu sobrina es lindísima

Besos. Recetasdemama