Páginas

2.10.08

ESCAPARATE DE DULZURA


He aquí un contraste, la amargura sobre un trasfondo de dulzura. Este es el escaparate de la pastelería que más me gusta de Valencia: La Rosa de Jericó. Una tarde salimos Helena y yo a comprar el regalo de cumpleaños de mi sobrino Víctor que cumple 2 años y con guasa se nos ocurrió ponernos delante de estos dulces por ver si se nos contagiaba algo. Salimos de allí con unas cuantas calorías o al menos con un trocito de felicidad escondida entre chocolates.

Mi aspecto, malo no es, lejos de ser un pastelito como los del fondo,  solo podría encontrar semejanza con algún flan de entre todos los dulces. Así estoy, por nada lloro, cuando escribo, cuando os comento, cuando os leo, cuando me miro al espejo, paso el día mirándome intentando alcanzar una rayita más, si me duele lloro y desde finales de Agosto estoy llorando. No le encuentro explicación a no ser que se trate de una acumulación de dolor físico que se ha hecho crónico y que induce a la depresión, como ya conté. Y con esta idea decidí, que recursos no me faltan, hacer una visita a un Fisioterapeuta Osteópata que me recomendó mi peluquero, Toni. Tengo que decir que es maravilloso, que me ha estado rapando la cabeza durante todo este proceso y ahora ultimamente me cortó el pelo intentando dar un poco de forma, coqueta hasta la muerte. Bien, el diagnóstico del Fisio es tremendo, no hay palabras, no estoy exagerando, tenemos mucho trabajo por delante, él y yo, porque mi operación es en Noviembre y si, a quirófano se entra sin dolor y se sale con él, imaginaos entrar con dolor ya. Combino pues, el trabajo de este Fisio con la Rehabilitación del IVO, que no es mala pero .... no hay presupuesto para más, digo yo.

Mi cocina está calladita, me observa, me sonríe, me espera. Los moldes, la zumera, la licuadora, la freidora, la thermomix, la batidora ... están ahí como buenas amigas. El pan está aparcado, las madalenas, ... me he caído con todo el equipo. Ahora aquí se hornean otros ingredientes, como la autoestima, el sentido del humor, la recuperación de la familia, el respeto. Os voy a contar un detalle de esta casa, es una tontería pero nos ha llevado toda la vida. Nosotros siempre comíamos en la cocina porque cabíamos bien y era más cómodo, menos viajes al comedor, todo a mano, en fin, así hemos pasado 21 años. De repente decidí darle uso a la mesa del comedor, niñas a colaborar y a comer con espacio, que ya tenemos todas el culo crecidito y en la cocina no hacemos más que rozarnoslo. Coloqué la mesa que tenía en la cocina, de cristal, en mi rinconcito y puse el ordenador y mis cosas. Me quedó un rincón para estar con vosotras mucho más amplio. Ahora comemos con mucho espacio aunque no tengo excesivas recetas que contaros y las niñas están encantadas de comer donde antes solo comíamos el día de Nochevieja, qué ridículos somos a veces!!!!!. Para cuándo guardamos las cosas?. Para quien?. Y una cosa, que espero que ellas no lean, no ponen la T.V, charlamos cuando acabamos, comentamos, aunque sean chorradas, algo que en la cocina no hacíamos porque masticábamos a ver quien más deprisa para terminar e ir al sofá. Venga, no me digais que mi visita al psicólogo no está dando de sí. Vale que me queda mucho brillo por sacar todavía querid@s, mi intención es pasar por la vida y no que la vida pase por mí. El equipaje que llevo, ya veis que no es de buena calidad, sin embargo, fácil que me sobre todo para este lugar al que venimos de paso.

Os prometí sonrisas y todavía no las traigo pero sí mi presencia. La presencia es muy importante, es el Ser y este es mi Ser. Tardaré en volver porque me duele desde la muñeca hasta la escápula, tengo una contractura en el supraespinoso y mucho dolor que empeora frente al ordenador. Mi próximo post será el número 100 si no me equivoco y para entonces quiero traeros una sonrisa como todos merecemos.

35 comentarios:

Maria José 2 de octubre de 2008, 17:02  

Poco a poco Ana... gracias por hacer un post algo más esperanzador. El próximo el número 100 ... Eso habrá que celebrarlo, las pequeñas cosas de la vida son las que nos deben de importar y hacer felices, como lo de comer todos juntos en la mesa "de bonito", jeje
Yo no tengo de eso, y la de la navidad es la misma que la de todos los días, eso sí, cuando nos juntamos todos se hace un poco más grande, jejejeje Madre mía, si vieras lo que tenemos que hacer para poner silla a 10 personas... jejejejeje
Un beso guapa!!

cibercuoca 2 de octubre de 2008, 17:09  

Son las 12, tengo que cocinar, pero veo que has posteado y no puedo dejar de leerte, estoy emocionada de leerte.
Solo decirte que la enfermedad deprime y mucho, pero no debemos dejarnos vencer, esto me lo digo a mí misma, con ayuda es mejor, la mochila se hace más liviana si es compartida.
Disfruta de tu casa, usa tu mejor vajilla, pon flores en tu mesa y el mejor mantel, tu familia lo agradecerá, las cosas y muebles usados tienen la huella de la vida.
Besos y abrazos

recetasdemama.es 2 de octubre de 2008, 17:19  

Ana, hoy me ha dado alegría leerte, porque aunque el dolor está ahí, tu stás má animada

Me quedo esperando ese post nº 100

¡¡Ánimo¡¡ y muchos besos

Francina d´Esplugues 2 de octubre de 2008, 17:40  

Ana, hace unos dias que te leo y no me atreví a escribirte, però hoy al leer tu entrada me has hecho emocionar y reaccionar. Eres un encanto de mujer, luchadora donde las haya, admirable(al menos por mi) y positiva ante todo. Soy más joven que tú y por lo tanto no tengo la sabiduría suficiente como para regalarte consejos, però si me uno a tod@s las personas que pasan por aquí para darte ànimos y seguir adelante. Lo estàs haciendo genial, y con tus ganas y siendo consciente en todo momento del recorrido lograràs alcanzar la meta y superar todas las piedrecitas, charcos y tormentas que te acompañen en el camino. Así pues si puedo ayudarte en algo és en aconsejarte algún que otro libro que a mí me ha ayudado mucho en momentos de "depre" quedo a tu disposición y te repito que sigas luchando por que ésta vida (aunque a veces lo dudamos) vale muchisimo la pena, sobretodo cuando te encuentras con personas luchadoras como tú!!!!.

Besos!!! llenos de esperanza.

Francina d´Esplugues.

Françoise 2 de octubre de 2008, 18:44  

Ana,
hace un par de meses que te leo...aunque nunca habia dado el paso de escribirte. Eres todo un ejemplo de lucha y autosuperación, y consigues que me emocione leyendo tus reflexiones, ojala la gente que se siente desesperanzada consiguiera ver las cosas desde tus ojos y contagiarse de tu espiritu luchador. Todos tenemos momentos bajos, pero lo importante es saber reconocerlos y hacerles frente...

Ánimos! Desde aqui te mando toda mi energia!Un abrazo!

canela 2 de octubre de 2008, 19:57  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
canela 2 de octubre de 2008, 19:58  

Eres un sol, Ana. Además estás guapísima, escribes bien, comunicas todavía mejor y eres un ejemplo de coraje y valentía. Nena tú vales mucho, el psicólogo te ayudará a sacar lo bueno que llevas dentro, que es un montón. Venga, adelante. Petonets, cuídate.

canela

Maria Dolores 2 de octubre de 2008, 20:09  

Ana que pastelito mas bueno te comerias cuando voy no se ni cual elegir. Hay gente que tienen una casa muy grande y no la utilizan, si que da mas trabajo pero ¿para que quieres la casa si no es para disfrutarla tu y los tuyos? Claro que hay gente que la quiere para que se la vean los demas je, je,
Bueno espero que se te pasen los lloros y los dolores se que vas a poner todo de tu parte y ves preparando la entrada Nº 100 la estoy esperando.
Muchos besos

Isabel 2 de octubre de 2008, 20:26  

Me encanta la dulzura con la que tomas las cosas, y la esperanza que siempre mantienes. Para mí, eso ha sido tan importante como la sonrisa prometida. Muchos besos.

Marcela 2 de octubre de 2008, 20:46  

Y sin embargo me has hecho sonreir. Una sonrisa pensando en la mudanza de la cocina al comedor, porque no es cuestión de estar chocándose... Otra muy dulce al recordar quien me decía que las cosas hay que usarlas. Saquemos la porcelana y las copas de cristal que esta es la vida!
Un beso grande,
Marcela

Margarida 2 de octubre de 2008, 22:34  

Ana, dices que nos enseñas una foto con la "Rosa de Jericó" y yo sólo veo "La flor de Valencia".
No se cuanto tardarás en volver a escribir pero te diré que
cada día me alegro más de haber conocido a una persona capaz de explicar unos sentimientos que consiguen emocionarme al leerlos.
Suerte, mucha suerte que te lleve la ausencia del dolor.
Mil besazos.

Flor 2 de octubre de 2008, 22:42  

Tú no te preocupes por las sonrisas, ya vendrán solas, cuando menos te lo esperes.

Me encantó el post, eso de aparcar los tensilios de cocina para dedicarse a uno mismo, es genial.

Muchos besos Anita y a seguir con el psico y el fisio.

SEFA 2 de octubre de 2008, 23:19  

HOLA ANA, TE VEO GUAPA EN ESTA FOTO QUE NOS REGALAS, ME ALEGRA VERTE CON UN POCO MAS DE ANIMO, SIGUE ASI, ES IMPORTANTE EL ANIMO Y YO ME EMOCIONO AL LEERTE.
ESTOY SEGURA QUE TODO VA A SALIR BIEN Y POCO A POCO SE IRA SOLUCIONANDO.
ESPERO TU POST 100 Y SIGO MANDANDOTE MI FUERZA Y MIS ORACIONES A MI VIRGEN, TE MANDO UN ABRAZO. SEFA

Ivana 3 de octubre de 2008, 8:32  

Buenas!!!! Se notá un tono distinto, aunque el camino sea muy largo,pero vas bien!! Lo de la mesa me ha hecho gracia, como dice Maria José las cosas de bonito, en mi casa no tenemos nada de bonito, se utiliza todo, las copas, los platos, las mesas... De hecho no tengo cosas muy diferentes, la cuestion es estar cómoda!! Por dentro y por fuera!!! Sigue mirando hacia adelante y ya verás, a mi el fresquito me dá mucha fuerza, espero transmitirla!! Venga, vaaaaa!!! Arriba!!!!

salvia 3 de octubre de 2008, 9:00  

Hola Ana!!! Me alegro de leerte de nuevo, me parece genial que seas coqueta y que ahora comais en el comedor todos juntos y sin prisas, no hay que guardar nada para luego lo importante es ahora.Me alegro de que nos hayas regalado esa foto. Espero que el fisio te ayude mucho y que el dolor desaparezca poco a poco. Muchos ánimos y muchos besos!!!!!!

Olivia_p 3 de octubre de 2008, 11:33  

tuve que leer el post varias veces, algunas me interrumpían los críos, la cartera, el tiempo... tuve que releerte para descubrir todo lo que dices entre líneas, lo que se intuye o se presupone. Querida niña, buena cosa la de la mesa. Espero que por lo menos duermas bien o por lo menos la mitad de la noche, un gran beso

Maricruz 3 de octubre de 2008, 17:32  

Como dices nos traes tu presencia y eso es más que suficiente, nos basta con saber que estás ahí y que sigues en la brecha, las sonrisas ya llegarán cuando la niebla se despeje.
Ana, te favorece ese corte de pelo, mira que decir que tu aspecto no es malo con lo guapa que sales en la foto... y en tu mirada también hay dulzura, no solo en el escaparate eh... por cierto te situaste tan estratégicamente que con ese lazo por encima de la cabeza casi parece que llevas un tocado :)
Un beso muy grande, aquí estaremos esperando tu vuelta, ojalá no tardes mucho en escribir pero lo principal es tu salud y que vayas notando mejoría con la rehabilitación.

Dolorss 3 de octubre de 2008, 18:17  

Estas un poquito más animada, y esto me alegra.
Sabes que nosotros tenemos un refrán que dice: "De mica en mica s'omple la pica". Pues eso es lo que te está pasando a tí, poco a poco se irá llenando de alegría tu corazón, y lo más bonito es que lo podrás compartir con tod@s.
Un beso enorme.

La cocinera 3 de octubre de 2008, 20:34  

Vos son una dulzura, Ana!!!
Te ves divina, no aflojes!
Desde acá te mando toda la buena para que te repongas pronto.

Hay una canción que canta Pedro Aznar que se llama "Joya tu corazón"
y dice:
-"...Por qué guardamos tanto
detrás de un cristal?
Por qué esperar?
Por qué perdemos tanto,
pensar y pensar?


Me encanta lo que decis y tu modo.

Te mando un gran cariño.
...y millones de besos.

Nélida 3 de octubre de 2008, 21:26  

Tengo que decirte que me has emocionado. Tienes mucho valor. Eres capaz de expresar las emociones con tanta claridad...
Disfruta de tu familia y de tu salón. Te deseo que pronto, muy pronto, puedas disfrutar también de tu cocina.

VIOLETA 4 de octubre de 2008, 4:24  

Hola Ana, bienvenida de nuevo al hogar...
Te mando una frase que me escribió mi homeopata:
"Date el permiso de vivir tu vida a tu modo, solo tú puedes hacerlo"
A mi me emocionó, ojalá alcance tu corazón...Sé que lo hará...
Un besazo.
Vio.

c de cocina 4 de octubre de 2008, 9:21  

Ana, seguro que debes de estar pasando por un momento muy duro. En estos momentos debe de ser muy difícil ver un poco de luz al final del túnel. Espero que poco a poco ese túnel se vaya acabando y veas un poco de luz y esperanza. Mucho ánimo, y un abrazo.

LOLA 4 de octubre de 2008, 18:54  

Ana,Ana quitate de delante del mostrador que no nos dejas ver todos esos manjares!Es solo una toque de humor,un beso

Martona 5 de octubre de 2008, 1:12  

ANA
desde mi pequeño rincón, recibe tres hermosas sonrisas.
La de mi marido, la de mi hijo y la mia.
Esperaremos la tuya con anhelo.
Fuerza.
mils de petonets.

regi 5 de octubre de 2008, 19:40  

Lo cierto que lo mas dulce de esa fotografía eres TU. Un beso

Raquel 6 de octubre de 2008, 10:44  

Dulces palabras como un buen pastel que llenan pero no empalagan con su toque dulce y su punto amargo como un buen chocolate... me alegra leerte.

comoju - Cova 6 de octubre de 2008, 12:00  

Pues yo en esa foto, sólo veo cosas dulces, tanto por delante, como por detrás.

Me acabo de dar una vuelta por tu blog, y al leerte has conseguido que se me ponga los pelos de punta.
Pero lo que siempre debes de tener es una sonrisa para esas niñas que haces muy bien en juntaros a comer en ese lugar que sólo dejamos para ocasiones especiales, y que mira las coincidencias ....
Ahora que me he mudado y me he venido a vivir a tu ciudad, mi hijo ha visto la cubertería para fiestas, la vajilla para ocasiones y me ha dicho que para que lo tengo si luego no lo uso nunca jajjajajajajajaj

Es cierto todo lo que dices... para que tener algo, si luego no lo usamos, ni lo disfrutamos.... y quien mejor que los que tenemos a nuestro alrededor que son a los que más debemos complacer.

Intenta olvidar el dolor, las penas, las tristezas, y mira lo bonito que hay junto a ti, y que si al quirófano entras con dolor, saldrás con dolor al principio, pero luego.... una rosa tendremos por aquí, que nos sonreirá.

Un beso enorme y a por esa sonrisa.... no la escondas nunca que e la mejor terapia

Lorda 6 de octubre de 2008, 22:24  

Que alegria! verte por aquí, estas guapisima,sigue así,ya verás, todo, todo lo malo pasará. Ah! preparate`para lo bueno, esta ahí.Venga un abrazo de esos que reconfortan. Lorda.

pepa cooks 6 de octubre de 2008, 23:02  

Hola Ana , no se que decirte pero animate por que lo importante es estar alegre aunque nos cueste mucho, margarida es compañera mia de trabajo y me ha contado que os visteis en valencia, se fuerte y ya veras como de todo se sale animo, espero ver pronto tu post numero 100, besos super fuertes de pepa

celdenit 7 de octubre de 2008, 22:10  

Hola Ana:
No tengo palabras, para tanta dulzura, como explicas las cosas.
Eres una mujer muy fuerte,con ese animo que tienes, veras como consigues superar todo.
Ya se sabe, que el dolor físico, por mas que hagan los demás, en eso estamos solos para sufrirlo.
Tu eres guerrera y vas a triunfar en esta tu guerra.
Animo,te mando todas mis fuerzas para que todo salga bien.
Un beso muy fuerte.

cannella 8 de octubre de 2008, 11:52  

Aunque haya un mostrador detrás, no veo más pastelito que tú.
Esperaré con paciencia que esa mesa del salón se vista de gala para celebrar muchas cosas buenas. Con calma y poquito a poco. Un beso grande grande.

comerconlila.com 8 de octubre de 2008, 14:59  

hola guapa!!! estás preciosa en esa foto, y recordé tantas cosas de t!!! además de estar tu que ya para mi es mucho, estas en mi pastelería favorita... cuando voy a ver a mis suegros, en valencia siempre les compro un bizcocho de la rosa de jericó
cuando hablas de la cirugia en noviembre se me saltán las lágrimas porque se lo que es ese terror, pero estoy segura de que irça bien y que esa acumulación de dolor dejará de serlo, el osteópata es ideal...lo otro es como ya te dije antes, como palabras a Julia, que siempre me acompaña... tienes amigos, siempre los tendrás.
Besos y abrazos llenos de chocolate

María 8 de octubre de 2008, 19:11  

a pero hay pasteles detras tuya??? perdona pero no los vi. Animo, mucho animo, se por lo que estas pasando, lo sé y siempre se termina viendo la luz. Un beso enorme

Ana 9 de octubre de 2008, 1:54  

Mª José, adoro juntar sillas.
Cibercuoca, con esa idea me levanto todos los días, la cama me echa del dolor con el que me despierto, pero cuando me pongo en marcha renazco.
Gracias Recetas de mamá.
Bienvenida Francina, es un placer llenar este sitio de gente capaz de solidarizarse.
Françoise, bienvenida, anímate a dejar más comentarios, mi vida se nutre de ellos.
Canela, guapa, aduladora, jajaja, estoy pasando un calvario, lo bueno es que va pasando y día que pasa, no vuelve.
Mª Dolores, tienes razón, no sabes qué cambiazo, estoy satisfecha de haber hecho el traslado, para cuatro días que venimos a vivir, qué manera de complicarnos la existencia, retrógrada educación la que hemos recibido.
Ay Isabel, a veces pierdo todo, esperanza, aliento, pero ... remonto, tengo mucha fantasía, es más fantasía que esperanza creo yo.
Sí, si Marcela, a disfrutar, que no se lo lleven los que vengan detrás.
Jajajaj, Margarida, ahora sí que me has sacado una sonrisa, mira que llamarme la flor de Valencia, pero si estoy mustia!!!!
Gracias Flor, me entiendes perfectamente.
Gracias Sefa por tu comentario y por tus oraciones, aquí tengo mi foto con las niñas ofreciendo a la Vírgen del Pilar pero el cangrejo no entiende de creencias.
Gracias Ivana, eso de cómoda por dentro me ha gustado.
Salvia, parece que todo va saliendo bien, es mucha la dedicación pero no puede ser de otra forma.
Olivia, no sabes qué incómoda duermo, gracias que la medicación facilita el sueño pero hasta que encuentro una postura adecuada desespero.
Maricruz, ya sabía yo que alguien se iba a dar cuenta de lo del tocado, lista, que me lo pillas todo.
Dolorss, guardo ese refrán, la verdad es que esto es el día a día, cada estiramiento un poquito más y así, así.
Bienvenida La cocinera y Nélida, gracias a las dos, verdad es que hay que ir buscando chispas de felicidad que nos saquen del agujero.
Vio, gracias, busco esa forma, mi forma de vida, aún la busco.
C de cocina, esa luz se que está a la vuelta de la esquina, sueño con ella.
Qué buena Lola, me aparto pero ya!!!
Martona, os devuelvo el abrazo, saldremos, claro que sí.
Gracias Regi, tú sí que me entiendes ehhh!!!
Bienvenida Raquel, bonitas palabras.
Cova, qué alegría tenerte de nuevo por aquí, tu entrada me ha emocionado, hacía mucho tiempo.
Cuando quieras podemos conocernos, ahora estamos cerca, no?. Ya me dices.
Lorda, gracias, a la espera estoy de que ese momento llegue, me lo estoy currando.
Pepa, qué alegría conocerte.
Gracias Celdenit, Cannella, Lila y María.
Un beso fuerte a todas.
Ana

Anónimo 12 de octubre de 2008, 22:48  

Luz
Ana no se muy bien de lo que hablais pero algo intuyo y no podía salir de aqui sin decirte que animo. Yo he entrado aqui de casualidad y el dia 18 de septiembre me operaron de mama y tengo que darme el tratamiento temido, estoy animada pero tengo mucho miedo.Un beso muy fuerte