Páginas

15.9.08

SEPTIEMBRE


Ya vienen los cakis, os gustan?. Esta rama toca casi el suelo y mi suegra se niega a cortarla, así que hay que hacerle la reverencia cada vez que pasas por su lado.

La semana pasada conocí a Margarida, del blog Acibechería. Su hija me habló de fotografía y me ayudó a decidirme en mi compra de la cámara. Teníamos casi 40 grados en Valencia, quedamos en el centro y fue un placer conocerlas.

Y ese día me compré la cámara, inspirada en el grave poniente. No me compré la que me hubiera gustado porque entonces la temperatura de la ciudad hubiera subido a 59 grados al encenderse la Visa pero sí la que quería. Así que ya tengo parte de la infraestructura para seguir con el blog sin andar robando la cámara de otros.

La otra parte debe residir en el cerebro y creo que no estoy en mi mejor momento. Septiembre me ha traído una fuerte depre, han sido muchos esfuerzos por aparentar vida donde esta se consumía, un difícil verano que muchas de vosotras conocéis, mucha tensión acumulada, mucha falta de autoestima, intentos fallidos de alimentación que por otra parte no son solución a nada, desencantos, decepciones. Dos meses de adaptación a una pastilla antitumoral que no me dejaba moverme y aún así he corrido por ríos y montes sin entregarme porque si me quedaba quieta era peor. Y entre tanto dolor, nunca he veraneado con un cuerpo tan extraño como este, que me tira, me acorta el pectoral y sufro una tendinitis si las pruebas no indican lo contrario. Me caga tener que pedir ayuda para vestirme, con perdón. Cada vez tengo el brazo más inútil. Y todo porque mi hoja de interconsulta para Rehabilitación se perdió. Hasta que volví a darles un toque he estado sufriendo el dolor a pelo, sin medicación y empeorando cada vez más.

Pero eso no es lo peor, el dolor purifica. Lo peor es que estoy harta de que me potreen. Mi sexto sentido me dice que huya, que me quede con quienes me aportan algo, pero es tan difícil. Siempre vuelvo al campo de batalla, doy lo mejor de mí misma para recibir a cambio coces. Entonces me juro a mí misma que no volverá a suceder, que quien quiera que venga a verme ... todos esos pensamientos que cuando me planto, surgen como propósito pero nunca cumplo porque acabo sucumbiendo ante esa gente que me tiene tomada la medida y logra humillarme con sus no aprecios que no desprecios.

Me acaba de escribir una amiga y dice que el dolor causa depresión. Aquí el plato está servido y compuesto de rebanada de dolor físico con lonchas de dolor emocional, espolvoreado con miedo, terrible miedo a la operación que se avecina. Los cirujanos son muy cómodos, me ofrecen la operación porque soy joven (extirpar la otra mama por prevención y por estética, por simetría) y tengo que ser yo quien decida sin saber el destino de esa mama. Y si me da un infarto cuando entro en el blog de Ibán y veo uno de esos panes, por decir algo, de qué me sirven las dos tetas simétricas?.

En fin, esto más que un post es una reflexión ante un espejo que me devolverá vuestras miradas, que por ser cariñosas, distintas y variadas, me ayudan a centrarme y tomar decisiones. Sacudíos el hombro por mis lloriqueos y comentad, os espero.


Música: No surprises de Radiohead, regalo de Izaskun.

42 comentarios:

Maria José 15 de septiembre de 2008, 21:37  

Aquí estoy para comentarte tal y como has pedido. Los consejos, nunca han sido lo mio. No he pasado por donde tú, y aunque me haya tocado de cerca, ni a la sombra puedo sentir tu sufrimiento ya que sólo lo sabe la persona que lo padece. El dolor, todo eso que estas sintiendo, no te deja ver más allá. La desesperación hace que nos imaginemos cosas que tal vez no sean tan grandes como creemos. No sé lo ocurrido con esas personas que te han dejado de lado, pero lo que si te puedo decir, es que las personas que más te deben de importar son tu marido y tus hijas. Ellos son lo que tienes ahora mismo, los palos de madera en los que flotar cuando caes del barco en medio de la tormenta. No pienses en esas personas que están ahí, que son parte de nuestro día a día, pero que son sólo eso, partes. Tu familia es lo primero y aunque no estén todo el tiempo o como tu creas que deberían de estar, si que acuden a ti cuando lo pides. No te niegues a pedir ayuda, porque seguro que cuando tu estes recuperada, fuera de todo esta Mi.., serás la primera en echar un cable a quien te lo pida. Aprovecha ahora que tienes a buena gente a tu alrededor, porque a ellos no les importa, lo hacen de corazón.
Te estoy comiendo la olla, pero es que lo que has escrito me ha puesto la piel de gallina. Puedo llegar a imaginar por lo que estas pasando, pero sólo eso, rozar la realidad.
Referente a la operación, a mi madre se la hicieron el mismo día que le quitaron el bulto. Los dos pechos, por si las moscas y te aseguro que lo pasó algo mal (no te voy a engañar, aunque tú ya lo sabrás) pero ahora está un poco más segura y tranquila.
Ojala hubiera medicina natural para todo esto y no tanta química, pero al bicho hay que matarlo y tú eres más fuerte que todo eso.
Domina la mente y disfruta del día a día con los tuyos que te quieren y te ven sufrir. Ellos también lo hacen. Un beso guapa. Sé que esto es mucho rollo y bla, bla, bla, pero te lo digo de corazón.
Un beso guapa y en el próximo post quiero lágrimas de alegría y palabras de fortaleza y entusiasmo.
Será complicado, pero debes de intentarlo, por ti... Te dejo ya!!! Besos

Flor 15 de septiembre de 2008, 22:23  

Ay, chiquitina, tantas cosas...
Si me pudieras dar un poquito de tu dolor, yo aceptaría gustosa, para alivianarte.
Es normal que tengas miedo, mucho miedo, pero todo va a salir bien y pasará a ser parte de un mal sueño.
Aguanta, como puedas. Apóyate en lo que encuentres a mano. Piensa en tí, no te preocupes por los demás.

Un besote enorme y mucha fuerza

violeta 15 de septiembre de 2008, 22:42  

Hola Ana, ante todo mucha fuerza.
Decirte que lo que te ocurre es normal...Que quisieras estar pletórica, cuando te esperan tantos cambios?
Debes de aprender a quererte a ti misma, sé que es dificil, tu sabes que yo lo intento cada día, pero desde que me valoro más positivamente, paso más por alto la gente que me hace daño...
Intento dar sin esperar nada a cambio y lo que recibo, si es bueno genial y si no, la próxima vez, cambio la estrategia...porque lo que yo no pido y me hace daño y es evitable, mejor olvidarlo...Sobre todo cuando uno está de bajoncillo.
Amate a ti misma por encima de todo y vive intensamente, y al que no le guste que no mire, entiendes?
Ya sabes donde encontrarme.
Cuidate.
Vio.

Sonia Martín 15 de septiembre de 2008, 22:57  

Ana ¿Cómo no quieres estar depre con todo lo que has pasado y con lo que te queda todavía? Es totalmente lógico y normal. ¿Cómo no vas a sufrir por tener que pedir ayuda hasta para vestirte? Pero piensa que todo pasa, lo bueno y lo malo. Piensa que eres una mujer fuerte, sino no hubieras podido con todo, y piensa también que hay que ser muy valiente para ir por el camino por el que no has tenido más remedio que ir. Por lo tanto ¡vales un montón! y eso no se te tiene que olvidar nunca. Tampoco se te olvide que hay mucha gente que te aprecia, y que está encantada de leerte, y "escucharte". Quisiera transmitirte un abrazo muy, muy cálido, de esos que te hacen llorar pero reconfortan. Sonia

Dolorss 16 de septiembre de 2008, 0:46  

Ana, no tengo el don de expresar mis sentimientos con palabras acertadas, pero si que , aunque soy muy habladora, tambien se escuchar, estar ahí al lado, muchas veces sin decir nada, pero ahí al lado.

Tienes un coraje y una fuerza que no se de donde sacas, tienes una entereza que hace que te admire, tienes la virtud de aparentar lo contrario de lo que estas padeciendo, demuestras alegría, optimismo,seguridad ... y me imagino que te sentirás triste y decaida....
Solo te pido que sigas adelante por tí, por tí y tu familia, olvida a los demás y sigue adelante, lucha y que con el paso del tiempo esto sea solo un mal sueño.

Siempre que necesites ayuda pidela, si precisas desahogarte cuenta con nostras, no estas sola, estamos a tu lado.
Un abrazo dulce y sincero.

cibercuoca 16 de septiembre de 2008, 4:25  

Ana querida, al menos puedes decidir, y eso ya es algo....
Un abrazo fuerte y apretado

Su 16 de septiembre de 2008, 8:17  

Poco a poco iras recuperando todo, ha pasado muy poco tiempo y es muy muy dificil.
Mucho ánimo amiga

Ivana 16 de septiembre de 2008, 8:27  

Ay Ana!!! Que etapa!! Como te dice el resto, eres fuerte, más de lo que te imaginas. Evidentemente no sé por lo que estás pasando, es imposible ponerse en tu piel!!! Pero sobretodo, de verdad, no te quedes nada, aprende a sacar esas cosas del estómago que te oprimen y que no dices o haces por los demás o por lo que sea!!! Sácalo! Bajones!!! Pero es normal, y el primer paso para salir de ellos, es darse cuenta que estas de bajada! Pide ayuda, es de humanos, no quieras aparentar nada que no sientas, las amistades!!! En fin, seria un largo comentario!!
Haz lo que te apetezca sin esperar nada a cambio, siempre saldras recompensada!!!
Muchos besitos, abrazos, achuchones, si quieres llorar llora, desahogate, metete en el coche y chilla!!! Vaaaa!!! Y tranquila, todo saldrá bien, piensa en positivo, corta rápidamente los pensamientos negativos!!! Cualquier cosa ya sabes!!!
Besazos!!!

Ro 16 de septiembre de 2008, 10:00  

Serán muy malos momentos pero me encanta ver como le pones siempre ese toque de humor e ironía a la cruda realidad.
Venga, a ver que fotos disparas con la cámara nueva.
Un beso muy fuerte y las mejores vibraciones van para ti.

canela 16 de septiembre de 2008, 10:45  

Ana, esa cabecita que tienes bien amueblada te permitirá muchas cosas en la vida, incluso el Don de elegir bien. Seguro que sí. Escúchate, quiérete y ponle coraje, como has hecho hasta ahora.

Además, oye, quién dijo que tener momentos depresivos o de duelo es malo. En absoluto. Nos han hecho vivir en una sociedad a lo walt disney, en lo que todo es rosa y perfecto. La vida no es así. Tiene trazos de muchos colores y hemos de bregar con ello, nos guste o no. Eso sí, hemos de ser fuertes y consecuentes y tú seguro que lo vas a ser. Quiérete quiérete y quiérete. Sólo eso y verás. Molts petonets

canela

Pilar - Lechuza 16 de septiembre de 2008, 10:58  

Ana, yo también he conocido hace unos meses a Marga y es una persona encantadora.
En cuanto a tu situación, no sé qué decirte. Nunca he pasado por nada parecido y aunque entiendo tu dolor no me puedo ni imaginar cómo es vivir una situación semejante.
Pero veo en tí una persona increiblemente fuerte, que le sonríe a la adversidad y tira para adelante.
Me tienes alucinadita con tu blog y creo que a muchas más tambien. Eres la prueba de que hay que enfrentarse a ésta vida con valor y con dignidad, mucha dignidad.
Yo desde mi cocina te animo a seguir luchando, a seguir tomando las decisiones que te dicte tu corazón y a seguir siendo como eres. No cambies nunca.
Un beso de una amiga
Pilar

Martona 16 de septiembre de 2008, 13:22  

ANA
es la primera vez que te comento, aunque llevo mucho tiempo siguiendo de tus peregrinajes por este mundo del sufrimiento.
A mi marido le acaban de diagnosticar un cancer de pulmón, el problema es que años atras ya supero un linfoma de Hochkind, y viene ya muy resentido de tiempos pasados.
La depresion, el desanimo, los ratos de no poder mas, las broncas por el estres acumalado, el darse por vencido de antemano...miles de sentimientos se nos acumulan en el dia a dia, yo pienso luchar con el, solo falta que el tenga las ganas de seguir adelante.
Solo queria entrar para darte animos, y ya vez, aqui estoy desfogando mis neuras.
Aun asi en la distancia, queria mandarte mis abrazos y mis besos, aferrate a ellos cuando los necesites.

mils de petonets, per tu i els teus.

Olivia_p 16 de septiembre de 2008, 16:33  

pues ya sabes que mi madre pasó por lo mismo, que yo soy de riesgo y paso por controles rutinarios, pero poco puedo aportar.
Hace tiempo leí el reportaje de unas hermanas, una se había operado los dos pechos por prevención por el altísimo riesgo. Una manera muy drástica pero creo que efectiva, lo malo es que no se pueda hacer lo mismo con otros sitios. Es una decisión difícil. Yo por la boca grande que tenemos, esa por la que hablamos pero que realmente no sabe nada hasta que toca, pues por esta bocaza siempre dije, pues si hay que quitar se quitan total. Después quedo pensando, que nunca me habían gustado mis pechos (mis amigas tenían un pecho muy pequeño que a mi me gustaba, el mio no, cosas de mi generación) hasta que les di de mamar un año a cada niño, que siempre sentí los pechos como un estorbo tonto, hasta que mi suegra de 86 años pidió una prótesis de silicona porque descubrí que se rellenaba con papeles. Tiene poquísimo pecho, pero aún así la ropa le gustaba más con algo de pecho. Le dije, pero tú sabías que te pagan un pecho? te gustaría tenerlo? se puso muy contenta y anda feliz, tan poca cosa a esa edad en la que sólo esperas pasar días tranquilos y medianamente felices sin dolor. Le extirparon el pecho izq a los 82 años.
El dolor produce depresión' segurísimo, no tienes el mismo humor. Me admira tu saber vivir o estar, te fuiste de viaje con dolor? ya le tenia cariño al capazo, mucho, ahora aún muchísimo más, veo tu tierna mano. Gracias por estar ahí, por contarnos, por confiar.

Boston1955 16 de septiembre de 2008, 17:39  

Hola Ana:
Antes que nada darte muchos animos. No se que puedo decirte más no me salen las palabras. Siento mucho por lo que estas pasando, pero tienes que luchar.
Yo no he pasado por nada así. Solo puedo decirte que mires hacia adelante.
Animos que tienes una familia maravillosa.
Muchos achuchones y besos

Lorda 16 de septiembre de 2008, 23:44  

Querida Anna, primero de todo dejate querer, mimar, arropar,todo esto no te tiene que hacer sentir mal, al contrario, el que te quiere esta loquito por ayudarte. Los que no estan, sabes, compadecete de ellos, tienen miedo, mucho miedo, y eso los paraliza. Debes de tener confianza plena en tus medicos ellos te ayudaran a decidir. Siempre que acuadan a tí pensamientos negativos, para nada, no los dejes ni entrar. Ah y piensa, tu eres y vales muchisimo más que un par de tetas nena! Quiero transmitirte optimismo, y aquí estoy. Tambíen soy de las que saben mas escuchar que hablar. Un abrazo con mucho cariño. Lorda.

cuatro especias 16 de septiembre de 2008, 23:56  

Hola Ana:
Ya estamos de vueeeeeltaaaaa¡¡¡¡


¿Como estás?

Ojalá me digas que mejor y que estás llena de ilusiones.

Nosotras la especias, volveremos a aparecer, a transmitir y a dar confianza y ayuda a quien nos lo pida.

Te veré con frecuencia.

Pero cuídate mucho
Un beso

Margarida 17 de septiembre de 2008, 0:29  

Música maravillosa para leer tanta desesperanza.

No sabes cuanto te agradezco que te hayas acercado al centro para conocernos a pesar de todo lo que estás pasando. Te deseo de todo corazón que te recuperes completamente y la próxima vez que nos veamos poder celebralo.

Mucha, muchísima suerte es lo que te mereces, un besazo.

Maria Dolores 17 de septiembre de 2008, 1:06  

Hola Ana en estos momentos solo te digo que siempre me ha llamado la fuerza que veo que tienes, asi que como sabes que no estoy lejos un cafenet y una xarradeta nos vendrá bien a las dos.
Besos

Kako 17 de septiembre de 2008, 12:30  

Yo te encuentro una mujer super fuerte. Estas pasando por muchas cosas que, supongo, hay que vivirlas para saber a ciencia cierta que se siente. Creo que estas en todo tu derecho de sentir lo que sientes y de decir lo que deseas.
Yo estaría aterrada. Te mando un abrazo fuerte y mucha fuerza.
Kako

Lila Ortega 17 de septiembre de 2008, 13:34  

guapa, ahora entiendo tu silencio. yo voy mirándote de lejos, pero con ganas de que sepas de corazón que siempre he estado ahí. Algo me hace pensar que no lo sabes... tu me llenas de ternura y me ayudas a darle cabida a mis días duros... a no ignorarlos como suelo hacer, pues siempre soy como un roble y me cuesta compartir mis penas, es como si tuviera la obligación siempre de ser fuerte... cuando te leo, me doy cuenta de que la verdadera fuerza está en ser capaces de apoyarnos en los otros, y darles un lugar en nuestro dolor, porque ser tan fuertes es siempre agresivo con los demás porque los arrojamos a la impotencia... así guapa que de nuevo, como en tantas otras ocasiones me das una lección magistral con tu franqueza, tu ironía y tu humor...te tengo siempre presente aunque esté tan ocupada que no pase con la misma frecuencia por aquí.

rosalisabel 17 de septiembre de 2008, 18:18  

Ante estas situaciones, no tengo palabras, si un brazo para que te de seguridad y muchos abrazos y besos.
Deseo que tengas mucha fuerza para superarlo, seguro que tus niñas y tu marido siempre están cuando lo necesitas, así que déjate ayudar y ofréceles aunque solo sea un beso de agradecimiento.
Ana, verás como entre todos lo vais a superar.
Besitos.

María Dolores 18 de septiembre de 2008, 9:19  

Hola Ana:
Me uno a los comentarios de cariño y de fortaleza que te dan. Tu vales mucho, aunque no lo entiendas. Algún día lo verás y lo sentirás.
Y eres fuerte porque guardas tu integridad y buen humor.
Rechaza lo negativo, porque en estos momentos las cosas se ven como con gafas de cristales de color diferente de como son. Al final lo verás claro. Esperanza.
Ánimo y un beso muy fuerte.
Que Dios te bendiga de acuerdo con sus propósitos.

LOLA 18 de septiembre de 2008, 18:17  

Ana no puedo dejar de escribirte unas letras ,si estuviera en tu lugar lo requeriria al igual que lo haces tu,te engañaria si te dijera que se como te sientes,te diria vamos que es solo un bajon,y mirara hacia el otro lado para que no vieras mi dolor,no voy ha hacer de tripas corazon,no,no quiero ser fuerte,quiero apoyarme en tu hombro y que te apoyes en el mio lloraremos juntas pues aunque no te conozco en persona te siento una de mis amigas,a veces la mejor medecina es llorar y desahogarnos.Usa a los que te quieren,pues estan ahi incondicionalmente,¡vive!un abrazo de lo mas sincero

LOLA 18 de septiembre de 2008, 18:17  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
barbara 18 de septiembre de 2008, 23:04  

No es fácil a veces, poder decir lo que piensas escribiendo, solo quiero que sepas que tienes a mucha gente apoyandote, y espero que con todos estos comentarios, se te vaya un poquito la depre. Está con la gente que te quiere y te apoya y no pienses en nadie más y decide lo que pueda ser mejor para ti y ya verás como acertarás. Un abrazo grandísimo.

salvia 19 de septiembre de 2008, 9:42  

Hola Ana!!!! Yo no sé por lo que estás pasando, puedo intentar imaginarlo nada más, pero lo que si sé es que eres una persona muy fuerte y que harás todo lo que esté en tu mano para superar esto, pero por favor pide ayuda a los que te quieren cuando lo necesites, eso también es síntoma de fortaleza, saber hasta donde llega un@ y cuando no puede aguantar mas....... céntrate en ti y en tu familia (marido e hijas) y no te preocupes en absoluto por el resto (realmente no importan.....). Quiérete mucho!!!!! Mucho ánimo y muchos BESAZOS!!!!!

Sonia Martín 19 de septiembre de 2008, 10:48  

¡Hola Ana! Pasaba por aquí para dejarte otro beso y un abrazo. Sonia

La cocinera 19 de septiembre de 2008, 16:19  

Ana:
Pensando en el tiempo que corre y nos sorprende con el dolor, la depresión, la ausencia, la decepción, entre tantas otras cosas, quise acercarte estas palabras de Mario Benedetti, espero te gusten.

Tiempo sin tiempo
Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta

tiempo para mirar un árbol un farol
para andar por el filo del descanso
para pensar qué bien hoy es invierno
para morir un poco
y nacer enseguida
y para darme cuenta
y para darme cuerda
preciso tiempo el necesario para
chapotear unas horas en la vida
y para investigar por qué estoy triste
y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo

tiempo para esconderme
en el canto de un gallo
y para reaparecer
en un relincho
y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj

vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo.


Te mando un cálido abrazo.
Y un beso

recetasdemama.es 19 de septiembre de 2008, 16:46  

¡Cuanto sufrimiento¡¡ y aunque parezca un tópico, lo siento como el dolor de una amiga.

¡Animo y para adelante¡

Besos. Ana

Isabel 19 de septiembre de 2008, 22:18  

Vengo a visitarte y te encuentro desanimada, con decisiones importantes por tomar. Son estos momentos los que nos hacen sentir que la responsabilidad nos abruma, pero también que tenemos que decidir lo mejor para nosotros.
Cuídate mucho, confía y adelante, todo pasa. Besitos.

Angela 20 de septiembre de 2008, 2:43  

Hola Ana:
Hace unos días que encontré tu blog, y esta noche de insomnio te he vuelto a buscar para ver cómo estabas. Hace ya 7 años que me diagnosticaron un cáncer linfático, y 5 que me hicieron un transplante de médula, y ahora me encuentro muy bien. Conozco perfectamente tus sentimientos, tus dudas, tus miedos y tu dolor, por eso me gustaría ayudarte contándote mi experiencia por si te sirve de algo. Aunque ahora no lo creas, tu dolor actual será lo que en el futurote hagar ser más consciente de tu felicidad y disfrutarla plenamente. Ten presente que el miedo nos hace sufrir mucho más que el propio dolor, por lo que es necsario controlarlo, tener pensamientos positivos y confiar en el inmenso potencial de nuestro cuerpo y nuestra mente para sanar nuestras enfermedades. Cuanto más confiemos en nosotros mismos y en los que nos cuidan, mejores resultados tendrán los tratamientos que sigamos. Esto es una carrera de fondo, hay que ahorrar energías y utilizarlas en aquello verdaderamente importante:nosotros mismos y aquellos a quien amamos. Todo lo demás sobra, especialmente aquello que nos hace daño.
Cuidate.

Pilar - Lechuza 20 de septiembre de 2008, 9:41  

Me acordé de ti y nuevamente te mando un abrazo y un beso muy fuerte desde este rinconcito del Atlántico.
Pilar

Mari 20 de septiembre de 2008, 9:52  

Un beso, una abrazo y un ¡Ánimo amiga!!! Para lo que quieras. Hasta luego.

Maria José 20 de septiembre de 2008, 9:53  

La de antes "Mari" soy yo..., que con esto de tener dos blogs me vuelvo loca! Besos.

MARISA o famalap 20 de septiembre de 2008, 18:27  

Hola Ana!!
Pasaba por tu rinconcito después de unos días desconectada, pero aunque no lo creas, te llevo siempre en mi mente. Eres una mujer ejemplar, dónde mirarse y aprender. Eres digna de admiración y estoy segura que los tuyos estarán muy orgullosos de tenerte con ellos.
Siento mucho éste gran bajón y dolor, que estoy segura, superarás con éxito porque tu lo vales!!
Sólo deseo que lo peor que puedas haber vivido y vivir ya haya pasado y que ahora te vayas recuperando por y para siempre!!
Te necesitamos, te necesitan... adelante y mucho ánimo y fuerza!!!!
Grandes dosis de energía para tí y para los tuyos y besazos con abrazos muy apretados te mandamos desde Pontevedra

Anna 21 de septiembre de 2008, 12:24  

Hola, Ana!
No soy la mejor persona para darte consejos, pero creo que todos los sentimientos que experimentas son normales: rabia, impotencia, dolor, amargura, tristeza... Y creo que no debes reprimir estas emociones. Llora tanto como tu cuerpo te pida, pero no te derrumbes. Cuenta con las personas que verdaderamente te quieren; puede que sean pocas pero seguro que serán simepre incondicionales. Creo que en la vida se alternan buenas y malas etapas. A mi me ayuda pensar que después de la tormenta viene la calma.
No pierdas nunca la esperanza y lucha; aunque tropieces varias veces por el camino, simpre habrá una mano que te ayude a levantarte.
Besos y mucho ánimo!
Queremos ver nuevas fotos de la nueva cámara!!!!

Maricruz 21 de septiembre de 2008, 12:44  

Ana, si tienes dudas y no estás en el mejor momento para tomar una decisión como ésta de carácter irreversible, si no te sientes preparada psicológicamente por qué no te das (tb los cirujanos) más tiempo. La mastectomía bilateral preventiva es una alternativa para casos muy seleccionados, mujeres con fuertes antecedentes familiares o aquellas a las que se les ha encontrado la mutación genética que se asocia a un mayor riesgo de cáncer de mama. Si tu situación entra dentro de estas indicaciones te animaría a que te hicieras la mastectomía subcutánea. Otra cosa es el tema de la estética que es una decisión más individual, valora si estás dispuesta a renunciar a esa parte de la anatomía que es natural y tuya por como tú dices tener dos tetas simétricas, eres capaz de arrancarnos una sonrisa después de dejarnos con el corazón en un puño cuando te leemos eh? ;)
La decisión que tomes que sea contando con una información amplia y clara y considerando todos los factores, incluyendo el factor psicológico que es muy importante.
Un abrazo fuerte, tod@s quisiéramos saber cómo ayudarte en estos momentos.

Inmaculada (Adi) 21 de septiembre de 2008, 19:37  

Esta semana que viene me toca mi mamografía anual de rutina.
Me acordaré de tí cuando me la estén haciendo y rogaré por un buen resultado.
Si no es así, espero poder afrontar el problema con al menos la mitad de sinceridad y entereza con que tú lo haces.
Mis mejores deseos.

CRIS 21 de septiembre de 2008, 22:48  

Me temo que Septiembre no es el mejor
mes para animarse.Sl tantocomo tu ánimo te permita, refúgiate en los amigos que sí te quieren y te apoyan y sobretodo,sigue tu intuición y confía plenamente en lo que sientas.
Septiembre también pasará.
Un abrazo

Anónimo 22 de septiembre de 2008, 15:44  

ANA HOOOLLLLLAAAAAAAAA!!!!!!
Estás ahí??????
Me tienes ya preocupadilla, eh?
Si necesitas interiorizarte, te lo vamos a perdonar, vale?
Pero volverás?????
Un besote muyyyyyy granndddeeee!
Vio

SEFA 22 de septiembre de 2008, 23:04  

QUERIDA ANA, POCO PUEDO DECIRTE DESPUES DE LAS PALABRAS DE TANTAS AMIGAS, SOLO DECIRTE QUE ADELANTE, NO TE RINDAS, TE MANDO MI FUERZA. TAMPOCO HE VIVIDO ESTA SITUACIN DIRECTAMENTE, PERO SI DE UNA AMIGA MUY JOVEN CON 36 AÑOS Y AHORA CUANDO HA CUMPLIDO LOS SESENTA.......NI SE ACERDA, NO TE CUENTO LO QUE PASO PORQUE YA TIENS BASTANTE, PERO TE REPITO POR MUY MAL QUE ESTES ! NO TE RINDAS!.
QUIERO DECIRTE Y PPERDONA QUE SI ERES RELIGIOSA, NO DUDES EN PEDIRME UNA COSA QUE TE PUEDO MANDAR, UNA CINTA DE MI VIRGEN DEL PILAR PARA QUE LA LLEVES SIEMPRE CONTIGO, PUEDES ENTAR EN MI BLOG Y DEJARME TU DIRECCION, COMO LO MIRO ANTES DE PUBLICAR NO HAY CUIDADO QUE NO SALDRA, TE MANDO UN ABRAZO MUY FUERTE Y TODO MI CARIÑO. SEFA

Manuela 6 de octubre de 2008, 19:09  

Hola Ana, solo queria tener el honor de saludarte y decirte que con tus reflexiones ayudas a muchas personas, espero y deseo que sigas escribiendo aunque se que supone un gran esfuerzo para ti. Sigue luchando no te rindas.Espero que pronto te recuperes y sigamos disfrutando de tus recetas. Besos