Páginas

10.7.08

MODELO POR UN DÍA


Hoy el post no va de cocina, hoy voy a exhibir un regalo que he recibido de una amiga encantadora que ha querido proteger mi cabeza de los rayos del sol de este verano. Lo ha tejido en sus vacaciones frente al mar protegiéndose también ella del sol. Y es que últimamente no está el astro para bromas.
Me ha venido muy bien porque así en plan fresquito sólo tenía uno y ahora ya mi cabeza parece una planta y empieza a crecer el pelo, pero siempre quedan esos momentos en los que mejor está una tapadita que dando a entender lo mucho que ha sufrido.
Tengo mucha rabia acumulada hacia gente de mi alrededor que me ha tratado injustamente, gente del trabajo que no me han llamado para nada y otros, que por no tolerar no me han tolerado ni el dolor. Por otra parte, recibir estos regalos me amansa, como a las fieras, me descubre que la vida es un gazpacho y lo puedes confeccionar a tu aire, quedándote con lo mejor para tu vida, poniendo más cantidad de un ingrediente que de otro, salándolo a tu gusto y evitando el vinagre si se tercia.

Gracias a la artista, estas cosas no tienen precio y aunque el pelo crezca, un regalo como este no quedará en el cajón, evidentemente, la cultura del sombrero, no muy asentada en España, en mí ya ha echado raices.

44 comentarios:

Dolorss 10 de julio de 2008, 23:44  

Cuando has dicho que la vida es como un gazpacho, me ha hecho gracia, por que yo siempre digo que la vida es como la música: hay canciones o melodías que te gustan y otras no, y que solo elegimos para escuchar y deleitarnos las que realmente nos agradan, las demás las obviamos.
Un beso y adelante!!!!

Maria José 11 de julio de 2008, 0:04  

En estos momentos tan duros, se sabe la gente que verdaderamente está a tu lado y la que no. De las primeras, la verdad, hay pocas, las que menos te pensabas son las que te preguntan a diario y las que esperabas algo más son las que se han alejado... Es penoso pero es cierto. Sé que soy muy repetitiva con lo de mi madre, que siempre te cuento de ella, pero le ha pasado lo mismo y no con la gente del trabajo que se han portado estupendamente la mayoría, sino, con gente de mi propia familia, y más cerca de lo que te puedes imaginar. sólo tú sientes en tus carnes lo duro que se hace, pero se asemeja bastante a lo que veo en mi madre. Te diré lo que le digo a ella... Lo importante es que te recuperes, de las personas que debes de esperar algo es de ti misma, de tu pareja (mi padre) y de tus hijos... Del resto olvidate...
Ese gorro es precioso. Mi madre dice que no quiere gorros, pero si ve uno parecido a este creo que se lo pondría, jejejeje Es muy presumida. Te sienta muy bien y de lo que se trata es que te proteja. Vas descubirendote poco a poco... Felicidades, sigue así y nos vemos pronto!

cibercuoca 11 de julio de 2008, 3:50  

Ana, ese sombrero es un primor, y te sienta maravillosamente bien.
Gracias por tu oportuno comentario en mis panes, el error estaba en la cantidad de agua, es que yo lo hicea ojímetro y anoté de más. Te he contestado donde lo has escrito.
Besos

Alicia en el País de las Maravillas 11 de julio de 2008, 7:38  

Hola, Ana,
El gorro es hermoso, pero lo mejor es el amor que representa. Y lo más importante es que tu cabeza no está desnuda porque tiene el vestido más bello: está llena de ideas...

Pilar - Lechuza 11 de julio de 2008, 7:42  

Ana, en los momentos difíciles es dónde se ve bien clarito quien es amigo y quien no.
Casi es mejor así, pues nos abre los ojos ante la vida.
El sombrerito fantástico y muy mono. Un detalle muy entrañable.
Un abrazo

Su 11 de julio de 2008, 8:18  

Que regalo tan hermoso. De todas formas la vida te va dejando a tu lado a la gente que merece la pena.

Ivana 11 de julio de 2008, 8:38  

Maravilloso regalo!! Hoy he empezado a leer post de esos de dentro, el de Mª José y ahora el tuyo y...!! Felicidades te queda estupendo!

Flor 11 de julio de 2008, 8:39  

Qué preciosidad de sombrero!!!

Seguramente alguna de esas personas que no "aparecen" no sepan cómo hacerlo, qué decir. Quizás les recuerde algo doloroso que no tengan resuelto. No sé, pueden ser taaaantas las causas y no lisa y llanamente que sean malas personas. Con otorgarles el beneficio de la duda...

Besitos Ana

Qalamana 11 de julio de 2008, 10:41  

Qué regalo tan bonito! A mí me encanta llevar sombrerines, tengo una buena colección :)

Me ha gustado la comparación de la vida y el gazpacho... siento que hayas sufrido esas decepciones pero seguramente las personas que te quieren y se preocupan por tí son muchas más!

Besines :)

Marian Quirós 11 de julio de 2008, 11:01  

Ana estás guapisima te sienta muy bien ya que el sombrero es una monada ,...quien te lo ha hecho tiene muy buenas manos .
A veces no sentimos quienes són nuestros amigos verdaderos o sin ser amigos (familiares ) hace alta unos maos momentos para que se limpien nuestros ojos y descubramos la verdad ...triste pero verdad ...además creoq ue como no hay mal que por bien no venga ....¿para que queremos a "esa gente" a nuestro lado ?

no nos merecen y nada mejor que olvidarlos ..y a seguir en el camino d eencontar gente buena que nos haga la vida mas agradable ....

besos

Marcela 11 de julio de 2008, 11:07  

Hola Ana! Hermosas fotos... Te sigo hace un tiempo ya, pero creo que nunca había dejado un comentario en tu blog, aunque en mi cabeza te mandaba silenciosamente "buenas ondas".
El cáncer, y en particular el de mama, ha tocado numerosas veces a mi familia. Es, como bien dijiste en un post anterior, una lucha en la que estás sola, aunque haya mucha gente alrededor. Y cómo decía una de mis tías, una lucha que no termina, aunque puedas en algunos momentos bajar las armas.
Yo suelo ser bastante crítica conmigo y con los que están cerca, así que no creo ser la persona indicada para darte un consejo, que además intuyo ya tienes más que claro, pero no te llenes de rabia si hay gente que no sabe o no ha sabido acompañarte... Piensa que quizás simplemente no saben cómo reaccionar o no saben qué necesitas.
Te abrazo y te mando un beso,
Marcela

PimientayChocolate 11 de julio de 2008, 11:33  

un abrazo grande y piensa que los que te acompañaron y te acompañan son lo importante y lo que necesitas para seguir adelante, los otros ellos sabran.....

salvia 11 de julio de 2008, 12:28  

Ana, Besos y ánimo. El gorro es precioso!!!! y te queda muy bien.

regi 11 de julio de 2008, 12:28  

muy bonito

Maricruz 11 de julio de 2008, 14:35  

Me dejas que discrepe con el título? Puedo??? aquí llegó la irreverente, jajaja podrías haber titulado este post: modelo por un día. Y una modelo bien guapa, me presta como dicen los asturianos verte en las fotos por dos motivos, porque estás estupenda y porque van desapareciendo los efectos del "insecticida" como tú le llamas. Ay Anuska me has recordado mis tiempos ganchilleros!! hace años que lo tengo abandonado pero me gustaba el ganchillo y hacía unos mini-sombreros decorativos muy monos con su lacito, el tuyo está muy guapo!
Besucos

rosalisabel 11 de julio de 2008, 14:51  

Precioso regalito y preciosa modelo.
Me alegra que todo vaya mejorando, verás que poco a poco vas cojiendo energías para continuar en tu lucha.
Sobre todo... besitos .

LOLA 11 de julio de 2008, 17:40  

Hola Ana, te queda genial el sombrerito sean los motivos que sean por lo que lo tengas que llevar,chica te sienta tan bien... y no te mortifiques con pensamientos quizas equivocados Ana,piensa en esta frase de Quevedo que dice asi:Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan,un besote.

Pedro 11 de julio de 2008, 19:23  

Un amigo, es el que cuando las cosas van bien, viene solo cuando le llamas y cuando van mal...¡Viene aunque no le llames...!
Demetrio.(orador y filosofo)
Un abrazo y una sonrisa.

Sonia Martín 11 de julio de 2008, 19:25  

Creo que tu comparaciõn de la vida con el gazpacho es de lo mãs acertada. Por supuesto que podemos ir quitando o agragando, mãs de aqui y menos de alli, pero para llegar a eso hay que haber tomado mucho gazpacho, y a veces te cuelan alguno que sabe a perros. Lo bueno es que siempre cabe preguntarse como mejorarlo. Ana, el gorro es precioso, y mas por el amor con el que esta hecho. Un besazo grande. Sonia

Mar 11 de julio de 2008, 20:04  

Jejeje, en cuanto encuentre la manera de mandar un pollo de corral de los de mi madre por correo, le voy a hacer la competencia a tu bonito gorro!!!

Oye, todavía me acuerdo de ese delicioso pollo biológico que hiciste en escabeche ¿y sabes qué? Ya sé cómo reciclar todo ese aceite que sobra una vez nos comemos la "chicha": haciendo jabón.
Si, ya sé que parece una guarrería, pero no. La reacción química es la siguiente: ácido graso + sosa= jabón + agua.
Mi madre recicla el aceite de casa y hace un jabón estupendísimo.
En este caso sería colar bien el escabeche (y supongo que el vinagre no alteraría el proceso de saponificación, además es un producto muy bueno para la piel y el cabello)y añadirle la sosa necesaria.
Voy a preguntarle a mi madre y luego te cuento. Pero imagina poder disfrutar de jabón casero de aceite oliva en casa!!!
Un beso, Ana.

Marcela 11 de julio de 2008, 21:17  

Qué idea excelente Mar para reciclar el aceite! Yo hacía jabones hace tiempo, pero no se me había ocurrido...
Aprovecho para decirle a Ana que quien me señaló su blog fue Maricruz. :)
Besos,
Marcela

Carmen 12 de julio de 2008, 5:38  

Todas queremos esa receta para hacer jabón con nuestros aceites.

Por otro lado Ana, me causas envidia con tan bonito sombrero. Si dices que por allá no es costubre, por acá es todavía peor. Y a mí que me gustan tanto. Ese es super coqueto.

Lila Ortega 12 de julio de 2008, 10:10  

Si me levanto temprano temprano, sucio de tiempo, sin para amor, y le digo voy al bosque, para aliviarme de tí, sabe que dentro yo tengo un tesoro que me llega a la raiz, pero sin día me demoro, no te inpacientes que llegaré mas tarde, será que a la más profunda alegría, le habrá seguido la rabia ese día... la rabia simple del hombre silvestre,
la rabia bomba —la rabia de muerte—,
la rabia imperio asesino de niños,
la rabia se me ha podrido el cariño,
la rabia madre por dios tengo frío,
la rabia es mío —eso es mío, sólo mío—,
la rabia bebo pero no me mojo,
la rabia miedo a perder el manojo,
la rabia hijo zapato de tierra,
la rabia dame o te hago la guerra,
la rabia todo tiene su momento,
la rabia el grito se lo lleva el viento,
la rabia el oro sobre la conciencia,
la rabia —coño— paciencia paciencia.

La rabia es mi vocación.

croe que aveces sacarla la convierte en una joya hermosa, a veces se queda guardada y nos hace daño... creo que no es el caso gracias por compartirla con nosotros

Lila Ortega 12 de julio de 2008, 10:12  

impacientes!!! no escribí inpacientes porque ignore cómo se escribe jajaja iba de carrerilla cántándote y se me fué... el gorro es precioso y tu tambien...

Olivia-P 12 de julio de 2008, 13:01  

Linda, bonito post, haré uno al respecto la próxima semana, pero hoy no que trabajo de tarde. Un besito muy grande!

Marona 12 de julio de 2008, 17:19  

Completamente de acuerdo con Su. La vida va haciendo que nos queden a nuestro lado las personas que realmente sí importan.
Me encantan los sombreros, gorros y gorras... y me encanta vivir en un país donde no ha desaparecido la cultura del sombrero y que no te miran raro si los llevas :)
Besos.

CRIS 13 de julio de 2008, 23:01  

Estas fantástica! con estos tulipanes de crochet.
Saludos

canela 14 de julio de 2008, 3:01  

Qué bien le queda el gorro a esa nueva vida tuya :) Besotes,

canela

OLGUIS 14 de julio de 2008, 6:20  

Anita mandarte un abrazo enorme a la distancia y decirte que muchas veces las personas que menos pensamos son las que estan mas pendientes de nosotras y las que que pensabamos que iban a ser resulta que dan la espalda.
Es contradictorio pero en este mundo en que vivimos en que cada uno tira para su lado sin importarle el otro es muy terrible.
Dios te premiara que es lo mas importante y como dice maria jose solo espera recibir cosas lindas de parte de ti mismo,de tu marido y de tus hijas.
El gorro esta precioso y espero tengas un merecido verano.
Besos
olguis.

Arantza 14 de julio de 2008, 14:00  

Ese sombrero te sienta estupendamente, así que sigue llevándolo, a ver si das ejemplo a otras mujeres y se lanzan con los sombreros (me pasa igual que a Marona, en Quebec llevar sombrero no es solo normal... a 30 bajo cero es necesario!). En cuanto a la selección natural de amigos que se va haciendo en tiempos difíciles, me temo que es la vida... la distancia provoca algo parecido. Oye, te he dedicado una cosita en mi blog, pásalo bien leyéndola:
http://micocinaenmontreal.blogspot.com/2008/06/nos-vamos-de-chping.html

Boston1955 14 de julio de 2008, 17:19  

Ana.
Estas preciosa con este regalo tan precioso y tan valuoso.
Animos que esto ya lo tienes ganado.
Los amigos se descubren en momentos como el que tu estas pasando. Te das cuenta de quien es un amigo.
Ana.
No se si viste lo del pie de la tarta.
Te conteste en el post de la tarta de platano.
Decirte que es de Nigella lawson, por si no lo viste.
Muchos achuchones.

Caminarsingluten 14 de julio de 2008, 20:03  

Cuanodo pasamos malos momentos es cuando nos damos cuenta de las verdaderas amistades.

Estupendo sombrero y magnífica modelo.

Besotes,

Ana y Víctor.

Katie 14 de julio de 2008, 21:07  

Pienso yo comprender que digas...

Las tenias deben ser pésimo. Espero él va ausente pronto. Tu sombrero es bonito. Digas que algunos gentes bromean sobrue tú, ¿correcto? Son ridiculo y equivocado. ¡Tú eres muy bella!

Margarita Nava 14 de julio de 2008, 22:55  

Hola!!

La verdad es que a mi también me gustan los sombreros...pero cada que me los pongo alguien pregunta ¿y eso? aquí en México tampoco está muy de moda...y se ven tan bonitos!!

De quienes se "desaparecen" igual y son un poquitín cobardes... no es dispensa..sobre todo para quien esperaba un apoyo... pero en fin!! ¿te imaginas lo que no querran confrontar?...

Hermoso sombrero y la modelo igual.

Saludos

Erruki 15 de julio de 2008, 7:49  

Hola Ana;
Despues de saludarte, te digo que el gorrito es precioso y te sienta divinamente.

No cultives la rabia, no te va, de esas personas huye, solo te serviran para amargarte la vida, te lo dice quien ya pasó por ello.

Besos bonita.

Cannnela 15 de julio de 2008, 10:52  

Precioso símil el del gazpacho y siempre hay que pensar en lo positivo Ana. Los que deciden quedarse atrás... pues ellos mismos...Tu "pa'lante"
Un besazo :)

cuatro especias 15 de julio de 2008, 12:13  

Hola ana:

Etupenda con el gorro y me encanta verte tan animada.
Desde donde estoy, poco puedo ayudarte, pero si mandarte un cariñoso abrazo y muchas energía positiva. Verás como todo acabará bien y el verano próximo, estarás con tu melena al viento.
Un beso muy grande
4E

Ana 15 de julio de 2008, 22:47  

Sí Dolorss, pero a mí hay mucha música con la que me gustaría deleitarme y resulta que no suena, no hay acordes, me explico?.

Lo que duele Mª José, no es la gente del trabajo, yo al trabajo voy a trabajar, no a hacer amiguitas, lo que duele es esa gente que tú y yo sabemos, la cercana.

Cibercuoca, gracias por corregir, estamos para eso.

Alicia, bonitas palabras, se agradecen, de verdad.

Pilar, la vida no hace más que enseñarnos y cuando llegamos al final de ella como sabios apaleados la dejamos.

Gracias Su, es cierto, escueto pero intenso tu comentario.

Gracias Ivana, estoy como contentísima con él

Flor, el beneficio de la duda lo tienen algunos, otros no tienen ni derecho a él. Estamos tan mal educados emocionalmente y somos tan poco capaces de transmitir nuestra sensibilidad que hoy por hoy, detrás de un ordenador se encuentra más amor que a nuestro propio alrededor (a excepción de marido e hijas).

Qalamana, gracias por venir, yo también estoy segura, no podría vivir sin esa esperanza pero me rebelo contra la poca capacidad de demostración que observo.

Marián, estoy totalmente de acuerdo contigo, este es un mal que me va a venir muy bien, tengo toda la confianza puesta en él. Mira si me va a venir bien, que de no ser por él no conocería a gente tan sumamente maravillosa como sois tod@s vosotr@s.

Gracias Marcela, siento que compartas conmigo esta situación pero somos muchas y lo mejor son tus palabras, a lo demás haremos frente según nos ataque. Ante estas situaciones, lo mejor para una misma es perdonar porque la misma rabia alimenta al cangrejo y de lo que se trata es de tenerlo a dieta.

Pimienta, Salvia, Regi, gracias, el gorrito es una joyita, tengo espinas clavadas que aquí no puedo explicar que me hacen apreciarlo todavía más.

Maricruz, pues ya sabes, podrías rescatar el ganchillo y hacer alguna cosita, con lo artista que eres tú en la cocina ya no quiero imaginar con el ganchillo. Sí que voy limpiando, sí, el tiempo lo va curando todo y ya hace mes y medio del último gotero, se nota, los pies y manos ya no los tengo hinchados, me están creciendo ya los pelillos, incluso me he hecho una manicura francesa en los pies que los tenía hechos un desastre, presumida que es una!!!!.

Rosalisabel, gracias, el verano no tendrá otro objetivo que servirme para coger fuerzas para la próxima operación. Estoy tan llena de vuestra amabilidad que esta vez en el equipaje me voy a llevar lo justo porque lo principal lo llevo en el corazón.

Lola, gracias por tu frase, qué bonita.

Y será verdad Pedro, cualquiera sabe!!!

Sonia, ya lo creo que nos cuelan, una gasa deberíamos llevar puesta antes de hacer un amigo, como cuando hacemos la leche de avena.

Ya tardas Mar, ya tardas, menudo lujo sería eso, ya ves que acabo de decir No a la carne pero podría echar una canita al aire y luego confesarme jajajaj. A tu pollo no le diría yo que NO, nada que temer.
Qué delicia ese jabón, no?. Eso sí que es artesanía pura. Ale, ya sabes, pa Correos te quiero ver!!!. Una de pollo y otra de jabón, a franquear en destino si es menester.

Gracias Carmen, le seguiremos la pista a Mar a ver si nos habla más del jabón. Verdad que la flor que lleva al lado es una monada?

Lila, eres un sol, qué canción más bonita y más cierta!!!!, faltas de ortografía?, de qué hablas?, esas faltas no son faltas!!!!!.

Gracias a la artista, Olivia, un bálsamo para mis ideas.

Marona, tú vives en un país de lujo hija mía, me encanta.

Gracias Cris y Canela, siempre tenéis vuestro hueco aquí.

Olguis, así es, cada uno tira para su lado, el egoísmo nos absorbe a todos y se convierte en el peor enemigo de la humanidad.

Gracias Boston, tienes razón. Sí, sí que vi tu comentario pero de Nigella nadie manda a España, tendré que hacerme con un contacto en el extranjero.

Arantza, el país en el que vives también es una maravilla aunque me temo que tú eres de donde te da la gana, verdad?, jajajajaj. Me ha encantado tu post, cómo me reí, eres un crack.

Ana y Víctor, gracias, sois siempre bienvenidos, me alegra mucho vuestro paso por aquí.

Katie, me temo que no te has enterado de nada, dale al idioma o te voy a suspender jajajaj.

Gracias Margarita, tus ilustraciones me encantan, eres una artista.

Importante comentario Erruki, no queda en saco roto, gracias.

Gracias Cannnela, por los ánimos y por tu amabilidad.

Cuatro especias, desde ahí me llega tu apoyo, claro que sí.

GRACIAS A TODAS POR VUESTROS COMENTARIOS.
UN ABRAZO BIEN FUERTE.
ANA

cannella 16 de julio de 2008, 16:35  

Modelo por un día no...un modelo siempre, modélica, con sombrero (¡precioso!) y sin él. Un beso

Carmen 25 de julio de 2008, 5:19  

Hola Ana, buenas noches, he llegado hasta tu blog por casualidad, alguien me dijo mira que blog tan interesante y lindo, entré, te he leido por alto (lo iré haciendo poquito a poco) y cierto, es un blog en el que impera la valentia, la entereza ante los malos momentos, una lección como pocas bien dada, a veces vemos problemas en nuestras vidas que comparados con muchos otros, deberia de darnos vergüenza por quejarnos de cosas tan nimias al lado del verdadero sufrimiento y dónde sí hay motivos para sentirse dolida con la vida.
Lo de no tener cerca a determinadas personas y más cuando pasamos por un mal momento no te preocupe aunque entiendo que duela ¡si yo te contara! pero si algo he aprendido a lo largo de mi "poco entendible" vida, es que lo que está cerca es lo que realmente es válido y merece la pena tener cerquita, lo demás alejalo definitivamente de tu mente y de tu corazón, no compensa pensar en ello ni un ápice de tu precioso tiempo, a veces hace falta pasar por un muy mal momento (desgraciadamente) para saber que NO tenemos tanto como creémos, los buenos amigos, la buena familia, la buena gente en definitiva SIEMPRE ESTÁ para lo bueno y también para los malos momentos, pq es cuando más los necesitamos, por tanto, quédate con lo que ahora mismo tienes, que por lo que veo es mucho y muy bueno.
Como ves, yo soy otra de las que cuando la ciudad duerme, yo tengo un ojillo abierto, no estás solita en eso ni en otras muchas cosas aún sin conocerte.
Cuenta con una nueva "amiga" y que desde Asturias te envía todo su cariño y su ADMIRACIÓN por personas como tú.
Un abrazo (si me lo permites) buenas noches y encantada de haber llegado hasta aquí.

Andrea y Pierre 25 de julio de 2008, 13:48  

Ana:

El gorro es una completa maravilla!

Y por lo de la bronca acumulada, creeme que sé de lo que hablas.
Yo me acuerdo del salon de mi madre lleno de amigos y familiares y cuando se enfermo, no quedo ni la mitad.

Algunos dijieron que no podian soportar el dolor: nada. A mi no me importa nada esas excusas sin valor: acaso eso no es la vida tambien? no se puede ver a la gente solo cuando va todo bien, con el pretexto de "no soportar el dolor" que es eso?
Asi que hubo seleccion; gente qui ni esperabamos que estuviese y estuvo codo a codo y otra que creiamos que estaba: y pues no.

En la cancha se ven los pingos...como se dice en argentina!
Y tenes razon: quedate con lo mejor.

Otro abrazo.

Ana 25 de julio de 2008, 15:45  

Cannella, mira de quién recibo el halago, de la maestra, anda, no seas aduladora!!!! jajajajja, guapa!!!

Carmen, bienvenida, ya sabes, lo dicho, a ver si cambiamos el reloj biológico, que las travesuras de noche no traen nada bueno. Desde Asturias me llega buen material como todo lo que me llega del Norte, maravillosa tierra.

Andrea, el ser humano solo crece a palos y esta enfermedad es una desconocida para mucha gente. Yo me hago acompañar de un buen guardaespaldas que contraté a raiz de mis visitas al psicólogo, el Sr.Perdón, me deja quejarme, con él me permito muchas licencias pero al final quedamos a cenar y él es quien manda en mi vida. Sin Perdón no se puede andar derecha, con alegría, ni alcanzar la plenitud por muchas dietas que hagas.

A TODAS MI MAS SINCERA MUESTRA DE CARIÑO.
ANA

Paqui 15 de agosto de 2008, 23:56  

Te ves muy linda con el sombrero. Eres una valiente por no haber perdido tu magia y armonía a pesar deldolor. ¡¡¡¡¡¡¡animo!!!!!!!!!!!!. MIl besos desde GRan Canaria

barbara 27 de agosto de 2008, 16:45  

por casualidad me he metido en tu blog, y veo que tienes a mucho gente animandote y no he querido ser menos. Siempre he oido decir que con esta enfermedad lo mas importante es luchar y no dejarse vencer y creo que tu lo estás haciendo estupendamente.Haz todo lo que tu creas conveniente para curarte y lucha. Todos pensaremos en tí y te daremos ánimos. Sigue así.Un abrazo muy grande.