Páginas

22.7.08

Dieta macrobiótica de desintoxicación


Y visité a Patricia como quien busca la solución a su malestar interior y exterior, físico y emocional. Escuché la conferencia que había dado el viernes anterior y había decidido dejarme llevar de su mano con confianza. Dos horas y media de consulta, una profunda observación con esos ojos negros tan bonitos que tiene, de mis facciones, mis quejas, mis hábitos, mis lloros, mis frustraciones, mi historial médico. Y al final del desnudo un diagnóstico y un programa a seguir. El diagnóstico no desconocido, cáncer pero por qué?. Por qué por segunda vez?. La Macrobiótica eleva el pensamiento de que los alimentos curan, a la esfera de la psicología, hasta tal punto de que yo podía haberme curado el cáncer sin haberme operado. No voy a entrar en este tema, cada uno es libre. Iniciaré el tema de la Macrobiótica desde el punto de vista de la prevención, de conseguir una mejor calidad de vida, desde el punto de vista de la salud. Los milagros se los dejaremos a la Vírgen de Lourdes si os parece mejor. Pues bien, digamos que el cáncer ya tiene trazado el camino en mi cuerpo y lo que hay que hacer es desmontarle todos los esquemas, engañarlo y sobre todo depurar, limpiar la sangre después de la quimio.
Y cuál es el programa, por no decir dieta, ya que la Macrobiótica no es una dieta?. Muy triste, otro mundo, otra visión de la vida, un periodo de esfuerzo, un mes sin aceite y durante cuatro meses una serie de comidas basadas en un 60% de cereales: arroz integral, mijo, cebada y quinoa, otro % legumbres hervidas con algas, otro % verduras cocidas pero con la restricción de muchas verduras como: tomate, pepino, berenjena, pimiento, espárragos, champiñones etc. Tampoco puedo comer fruta, tan solo manzana asada. Pero me hago un postre muy rico que me dijo Vega: chucrut con manzana asada. Nada de líquidos, ni siquiera leches vegetales, ni horchata, ni gazpacho. Por supuesto nada de dulces, azúcar, zumos, harinas, ni siquiera integrales, tan solo una pasta japonesa que no recuerdo ni el nombre que la tuve que comprar en la herboristería y que huele a chino sudao!!!!, permitidme la expresión, ya se que tan malo es el sudor de un chino como el de un valenciano pero como yo trabajo cara al público puedo perfectamente cerrar los ojos y decir si tengo delante un negro o un japo, aunque os suene pedante.
Así que, qué mejor fotografía que esta imagen que me mandó Ivana y que representa mi postura en la cocina cuando mis parientes comen. Si me vieráis doy penita. En toda la enfermedad no me he quejado a vosotr@s para nada, este blog ha sido un sitio en el que me he sentado a superarme diariamente pero esto, esto que estoy pasando ahora, en verano, sin poder tomar una cervecita, un gazpacho fresquito, un helado, a quién se le ocurre depurar a estas horas?, me tenía que haber esperado a Septiembre, no os parece?, ahora sí que ha llegado mi hora, la hora de la autocompasión.
Y entre dudas ando, la verdad es que esta alimentación funciona, me trata bien el estómago, digamos que me lo acaricia y mentalmente, como es una prueba de superación tan fuerte me hace olvidar otras experiencias que vistas desde este prisma no son ya nada.
Salud y placer están reñidos?. Queda el debate abierto.

47 comentarios:

LOLA 22 de julio de 2008, 18:16  

Hola Ana vengo adejarte un recado de Alma del blog Alma Montenegro desea que pases por su blog que no puede ponerse en contacto contigo.Sobre el ost de hoy la verdad que solo darte animos pues es un tema que desconozco y no puedo opinar,lo que se lo he aprendido a traves de ti,un saludo y no mires lo que comen otros...

Kako 22 de julio de 2008, 18:29  

MMMhhhhh....que decir....mira, pienso que es súper complicado lo que se te viene, pero tu has decidido tomar este camino. Piensa en forma positiva y visualiza el por qué des este sacrificio, bien vale la pena. Una depuración es siempre bienvenida, adelante y recuerda que la vida esta hecha en base a nuestras propias voluntades, seguramente todo te costará mucho, sobre todo por el verano y los deseos de beber algo rico, pero una vez que digas no y optes por la abtinencia verás la satisfaccion que se siente.
Bendiciones para ti.
Kako

Ivana 22 de julio de 2008, 19:40  

El leon queda super mono!!!
Has empezado un buen camino y pensar que el curarte depende de ti, de cambiar muchas cosas aprendidas durante años... Debe ser duro, pero no te quedes nada, haz limpieza de todo y ya sabes, cualquier cosa aqui estamos!!
Y porfi, no dejes de escribir tus relatos y enseñanos tus avances!!!
Besitos y abrazos de energia!!!

Su 23 de julio de 2008, 8:09  

Animo!!!!. estamos todos metidos en un rueda, tan dificil de salir...Un beso

TROTAMUNDOS 23 de julio de 2008, 12:18  

Debe de ser muy dificil, pero en estos momentos en cuando debemos de sacar todas nuestras fuerzas y luchar como leones, como ese que tienes en la foto.

Desearte mucho mucho ánimo y para arriba.

Un abrazo muy fuerte.

Arantza 23 de julio de 2008, 14:01  

En fin, en mi último comentario en tu post anterior, ya viste cuál es mi opinión sobre esto. Yo no he vivido esta enfermedad pero la he vivido de muy cerca a través de mis padres (que la han tenido los dos), con lo que mi lotería genética no es muy positiva. Así que leo bastante sobre el tema, y el enfoque más sano y lógico que he visto hasta ahora es el que te comenté. En mi modesta opinión, toda dieta demasiado restrictiva carece de equilibrio, especialmente cuando aún te estás recuperando de la quimio y necesitas ganar fuerzas -tanto físicamente como mentalmente-. Cualquier alimentación que elimina la noción de placer, no es equilibrada. La psique influye en la salud, y el placer al que estás renunciando, de comer algo sano como un gazpacho, es también bueno para aumentar las fuerzas para luchar contra la enfermedad. En cuanto a las "depuraciones", el cuerpo humano es un conjunto de bacterias -muchas de ellas necesarias para que el organismo funcione- y otras "suciedades". Esa idea de que necesita limpieza no me parece lógica. Lo que necesita es una alimentación variada, con abundancia de frutas y verduras y alimentos frescos lo menos transformados posible. Si puedes permitirte comer orgánico, mejor. Pero es sólo mi opinión. Creo que la alegría de comerse un buen helado con hambre, en compañía de tu familia, también cura.

Kako 23 de julio de 2008, 16:36  

Creo que el cometario de Arantza es super valido y muy inportante. Es cierto que algo tan estricto podría ser hasta dañino y con la felicidad que da comer....no sé, es un tema delicado pero me encantó el comentario de ella y concuerdo plenamente.
Besos

cibercuoca 23 de julio de 2008, 16:48  

Hola Ana querida. yo trato de comer siempre lo que me dá placer, si decides por la macrobiótica, no la sufras, disfruta, ese es el secreto , yo soy de las que opinan como Arantza, pero te aclaro, no estoy sana, no sé si podría hacer una dieta sin aceites de oliva, de nuez, de girasol de primera prensada en frío, me resecaría, sin frutas sería una tortura, pero tal vez sean todas rigideces mías, la verdad , todavía no las puedo superar.
Que lo que decidas estoy segura será lo mejor. Besos

cibercuoca 23 de julio de 2008, 16:53  

Otra cosa, si puedes borra de tu mente el camino que el cáncer ha trazado, visualiza tu cuerpo y que todas las rutas estén cerradas para el cáncer.
besos

Maria José 23 de julio de 2008, 20:10  

Hola Ana, en lo que se refiere a la comida... ya me cuesta hacer dieta, imaginate seguir esta... Pero si tienes fuerza de voluntad (que te sobra incluso) y es bueno para la mente y el organismo... Ole, ole y ole! Te admiro...
Aprovecho para decirte que marcho unas semanas y que no estaré por aquí... A la vuelta nos veremos... Que te vaya bien estos días y que disfrutes de la familia y amigos... Besos y hasta la vuelta!!

Sonia Martín 23 de julio de 2008, 23:01  

Ana, mi opinión es que cuando has decidido seguir un camino, y tienes todas tus esperanzas puestas en él, lo sigas sin mirar ni atrás, ni a los lados, sólo hacia delante, con toda la alegria y decisión de la que seas capaz. Tan importante o más para mi es lo que pasa dentro de ese órgano tan caprichoso como es el cerebro, que lo que pasa en nuestro cuerpo. Tomalo con voluntad, con fuerza, y aunque a veces se haga duro, es tu decisión, no la de otro, solo la tuya, nada impuesto. Un beso, y genial la foto del león.

Margarita Nava 24 de julio de 2008, 0:17  

Hola Ana!!

Ánimo!!! dan unas ganas de besar al gatito tan acongojado!!!...je.je

Yo para las dietas soy fatal... y mi cuerpo no está bien... pasa factura. Ánimo!! (un amigo nos decía que para hacer hábito es necesario más de 20 días)...jo..jo

Gracias por tus visitas y por supuesto que puedes utilizar la imagen que más te guste...

Opino también que es bueno visualizarse cerrando rutas a lo feo...

SEFA 24 de julio de 2008, 0:46  

Hola Ana, te mando mucho animo y si te sirve, lei en una ocasion que todo tiene un final y que las cosas que nos pasan aunque en ese momento no lo creamos.........tambien pasaran, espero de todo corazon que todo vaya bien y seguro que dentro de muy poco tiempo te vemos con todo el animo arriba, te mando mucha fuerza y un premio, pasa por mi blog a recogerlo, un abrazo desde Aragon, rezaré a la Pilarica por ti.

Maricruz 24 de julio de 2008, 9:32  

Ana, me salgo del tema de debate pero me ha llamado la atención ese rico postre de manzana como un chucrut? y quería preguntarte cómo lo preparas.
Y no me resisto a decírtelo, te voy a pedir algo. Quéjate de lo que quieras, como y cuando quieras ¿éste no es tu blog? a ver si no vas a tener derecho a quejarte.... también es una práctica muy saludable. La gente simple que no lo entienda o no le guste como tú dices que siga la flecha azul.
Esta alimentación que has iniciado va a ser dura en cualquier época y en verano una auténtica tortura por tener que renunciar a todo lo que ahora nos pide el cuerpo. Cualquiera que sea tu decisión te deseo lo mejor y que por este camino o por otro diferente encuentres la solución que estás buscando.
Besucos.

salvia 24 de julio de 2008, 10:13  

Hola Ana!!! Yo no entiendo de alimentación macrobiótica y por lo tanto no puedo entrar en el debate pero me gustaría darte todo mi ánimo para que hagas con la mayor energía posible lo que tu consideres que es lo mejor para tí (siempre asesorada por profesionales claro). El camino que has elegido es muy difícil (desde luego para mi sería horrible que me quitaran las frutas!!!) pero ánimo!!!! Muchos besos!!!!!

Anónimo 24 de julio de 2008, 13:22  

ANIMO ANA,SOLO SON UNOS MESES,EL VERANO KE VIENE TE DESKITAS Y TE HINCHAS A CERVETITAS Y LO KE HAGA FALTA.

Vega 24 de julio de 2008, 21:42  

Hola, Ana. Te rendiré toda mi admiración si aguantas esa dieta ascética extrema. No obstante, yo soy más del club de Arantza, es decir, que creo que los alimentos frescos y llenitos de vitaminas y el contacto con las bacterias es necesario. En España, el país de la dieta mediterránea, tenemos más esperanza de vida que en Japón. Y en Castilla (aquí mi orgullo patrio) donde se consumen verduras, embutidos y pescados sin recato, la más alta de España. A mí eso de hacer menú japonés, que es lo que es al fin y al cabo la dieta macrobiótica, no me hace gracia. Desayunar miso con chucrut sería para mí respetable si el país con más salud del mundo fuera el que sigue la dieta macrobiótica, pero no es así. Pero como supongo que tú habrás sopesado todo, pues mi apoyo con lo que hagas y mi respeto si consigues hacerlo, porque sacrificio tiene una jartá. De todos modos, no veo porque ha de purificar y depurar menos una rica dieta con verduras y frutas, con toda su fibra, que una dieta basada en hidratos de carbono y soja fermentada.

Zepequeña 25 de julio de 2008, 11:42  

Muy interesante!

Zepequeña.

Andrea y Pierre 25 de julio de 2008, 11:56  

Ana:

Quiero mandarte un gran abrazo desde mi pequeñin lugar.
Conozco esa enfermedad desde cerquita, por mi madre, he hecho Argentina-Francia subiendome a cualquier avion, llorando todo el viaje, inquietando azafatas. Los viajes me han dejado directo en hospitales, entre preparativos de quimio y radio.
Ha sido duro. No voy a contarte nada nuevo, pero la energia de la gente ayuda, las palabras, la fe, la fuerza de un leon cuando la hay, y cuando no la hay, perdonarselo y vivir lo que mejor se puede.
Esa enfermedad es todavia como un cardo en mi vida, no puedo ni siquiera escucharla sin que me pinche, me duela.
Te mando un abrazo Ana: y dos y tres y los que quieras.
Te mando mi apoyo y mi energia.

Y mi infaltable buen humor para atravesar entre sonrisas los momentos duros.

Andrea

Garbancita ® 25 de julio de 2008, 12:30  

Hola Ana.

Te leo desde hace mucho y hoy me he animado a dejarte un comentario para unirme a todos los que te están trasmitiendo sus energias en ese nuevo reto que te has marcado.

Conozco el mundo de la macrobiótica de refilón, por que mi prima es profesora y asesora macrobiótica y le hemos dedicado horas y horas de charla al tema. Sé que ahora te parece duro, pero cuando comiences a notar los beneficios de la dieta, el incentivo va a ser tal que ni te vas a plantear lo duro de las privaciones a las que tienes que "someterte". Espero que lleges muy pronto a ese punto sintiéndote vital y equilibrada.

Mucho ánimo.

Un beso enorme, Cristina.

Mamá Carmen 25 de julio de 2008, 18:53  

He esperado unos días para comentarte lo que pienso sobre el tema, estoy más en consonancia con lo que piensa Arantxa. Yo hice un curso de macrobiótica hace unos pocos años, porque siempre me ha atraído la cocina vegetariana, aunque "no me han dejado" un moreno muy carnívoro y ahora con los niños no me atrevo. En fin, la alimentación era muy diferente a la nuestra y vaya, a mi no me importaría consumir algunos de sus productos, pero hay que saber elegir lo bueno de un lado y otro. Las japonesas tienen fama de no ser propensas al cáncer por la soja que consumen, pero también consumen mucho más pescado que nosotros. La fruta es muy rica en antioxidantes y hay verduras como las coles, coliflores y familia que siempre han dicho tienen propiedades anticancerígenas. No sé en todas partes verás que siempre hay algo bueno, lo malo se sabe también lo que es, lo importante es que te sientas a gusto, así que lo que elijas debe ser con convicción, el pensamiento positivo creo que te ayudará tanto o más que la dieta.
Te dejo este comentario después de haber leído el blog Simply Recipes http://www.elise.com/recipes/. Te recomiendo le eches un vistazo a su última receta.

Un saludo y mucha energía positiva.

Lila Ortega 25 de julio de 2008, 22:07  

Querida Ana, qué te voy a decir...yo soy una tragaldabas siento una pena enorme por tus antojos insatisfechos pero envidio tu fuerza, tu disciplina, tu libertad, si libertad porque sólo son libres los que son capaces de luchar por lo que quieren, creen, desean... así que te apoyo en todo, en comer lo que te dé la gana o en no comer lo que te dé la gana. Eres una persona PODEROSA y bella

Maria Dolores 26 de julio de 2008, 0:44  

Ana no puedo opinar sobre el tema pues no estoy bien informada, pero te diré que si te lo has propuesto pues adelante que tu tienes fuerza para eso y para lo que te propongas. Un besote gordo

Inmaculada (Adi) 26 de julio de 2008, 13:27  

Estoy totalmente perdida en el tema de la macrobiótica, no tengo ni la más mínima idea de sus fundamentos, pero está claro que cualquier alternativa medianamente razonable es perfectamente válida cuando se trata de afrontar un cambio de vida radical, porque es evidente que es muy radical... espero sinceramente que te funcione estupendamente bien y te desintoxiques a fondo, que te sientas mejor y progreses positivamente en tu enfermedad.
Los demás estamos alucinando con tu entereza y ganas de compartir penas y alegrías, es conmovedor que te sientas tan generosa como para compartir con nosotros tus experiencias.
Un montón de suerte y de ánimos.
Estamos todas contigo. Todas somos Ana.

Erruki 26 de julio de 2008, 23:44  

Hola Ana

No llego aquí para aconsejarte sobre el tema alimentación macrobiótica, pues no la conozco, si tu decides hacerla, espero te vaya de lo mejor.

Yo te doy toda mi energía positiva y adelante, ánimo.

Hoy es tu santo, por lo tanto felicidades.

Muchos besos.

canela 27 de julio de 2008, 10:01  

Ana, siempre te he dicho lo mismo. La alimentación sana es la mejor vía para no enfermar o para recuperar la salud.
Lo importante es no tomártelo como un esfuerzo, si lo haces así funcionará. Si te lo tomas como una etapa dramática de tu vida, de poco te servirá. La tensión, el estrés que te generará será peor que comer chorizo a diario. Como te dice Sonia, la actitud mental es tan importante como la física. El cerebro controla todo, si generas empatia hacia esos alimentos, seguro que digieres y depuras todo lo depurable.
Yo no soy partidaria de una dieta macrobiótica, creo que es mucho mejor una dieta vegetariana o crudívora; es mucho más saludable y fácil para el organismo que ingerir continuamente cereales, pero bueno, tú eres la que has de estar convencida de lo que vas a hacer y de los terapeutas que te van a dirigir.
Lo mejor siempre lo vas a poner tú y no los alimentos que vas a tomar.
Un beso y mucha suerte.

Caminarsingluten 27 de julio de 2008, 19:00  

Solo pasabamos por aquí -aunque con un poco de retraso- para felicitarte por ese santo que compartimos.

Besotes,

Ana y Víctor.

CRIS 27 de julio de 2008, 19:45  

Creo que el placer también da salud sin abusamos claro, pero comer cosas que disgustan sólo porque son saludables, creo que no lleva a nada.
Quizás lo mejor sea reeducar ese placer o hacer una mezcla de cocinas sanas y de vez en cuando, como fines de semana y vacaciones permitirse unos caprichos, no creo en seguir nada a rajatabla, prefiero dejarme guiar por mi intuición en esto de la nutrición.
Un saludo

Margarida 27 de julio de 2008, 23:15  

Mientras te leía veía a mi amiga Olga que ha pasado por lo mismo que tú, 3 operaciones, en la última ha tenido "más suerte" ya que no ha necesitado quimio.

A ella a veces cuando lloraba preguntándose por qué a ella y otra vez, y otra... yo la miraba y le decía "no se que decirte, no se como animarte, pero si tú lo sabes aquí me tienes"

Mil besos, toda la suerte del mundo :)

MARISA 28 de julio de 2008, 8:14  

Aunque con un poco de retraso, te deseo un feliz día de tu santo y sólo decirte que mucho ánimo, que te tengo presente cada día y.....un montón de besos y abrazos. Marisa

Carmen 28 de julio de 2008, 10:41  

Hola Ana, por aquello de que nos "conocemos" desde hace poquito no me he dado cuenta de que ha sido tu Santo, así que espero hayas pasado un buen día..
He estado en la Cueva de mi Santina hace algunos domingos atrás (aún no te conocía) y le pedi muchas cosas y por muchos (debe de estar de mi hasta el moño, jaja) ayer fueron unos primos mios y me invitaron a ir pero no me apetecia mucho, pero me acordé de ti, les compré una velita para que la pusieran en la Cueva y te ayude mucho en tu lucha, con tu fuerza y una poquita de ayuda de arriba, seguro que esto quedará en un mal sueño algún día no lejano linda.
Sigue con esa fuerza y maravillosa actitud, me sigues dando ua lección de vida cada día.
Un beso.

cuatro especias 28 de julio de 2008, 11:17  

Querida Ana:

Que poco hay que decir y cuanto tendríamos que hablar al mismo tiempo.

La Fé acompañada de esa macrobiótica, creo que ayuda, que da resultados positivos y que te animan a seguir adelante.
Efectivamente, estas pasando un mal momento, muy malo, pero la vida da muchas vueltas, y de ello, como ya te comenté en alguna ocasión, soy un ejemplo.
Estuve al filo de la muerte en 2 ocasiones y ya ves, ahora si me vieses, nadie diría por lo que he pasado. Estoy casi casi... como un roble.(Con alguna ramita rota y el tronco medio averiado, pero roble al fin y al cabo).

Es verdad que te cambia el enfoque de la vida, de las cosas, que dejas de ser tan materialista para dar mas importancia a cosas que a diario apenas nos fijamos en ellas.
Ana , no hay nada escrito, somos nosotros los que día a día vamos forjando nuestro camino.

¿que no hay gazpacho?,¿que no puedes tomarte una cervecita?, piensa en positivo, el próximo verano tomarás las que quieras,te encontrarás mejor y verás todo con otros ojos.


Se que parece muy monjil lo que te digo, pero sólo cuando se pasa por una experiencia algo similar, se ve la vida de otra manera.

Disfruta de los tuyos, de tus ratos, de tus amigos y de estos blogueros que de alguna forma queremos transmitirte toda la fuerza que necesitas, toda la alegría que te falta y toda la suerte del mundo.

Espero seguir leyendo tus comentarios y no dejar de hablar contigo, y en lo poquito que pueda hacer, mandarte mis mejores deseos y mi apoyo total.

Ojalá estuvieses más cerca y hasta me tomaría contigo esa pasta china "sudada", !verás como nos reiríamos juntas!.

Cuídate mucho

Un fuerte beso.

Elena 28 de julio de 2008, 14:52  

Hola Ana,sobre la macrobiótica,no puedo opinar pero si decirte que todo lo que se hace con fe,funciona,por lo tanto adelante y se positiva,piensa que el veranito que viene podras tomar todas esas coss que ahora te estan prihibidas.
Por lo demas te mando mucho animo,fuerza y un besote muy grande.

Natacha 30 de julio de 2008, 15:22  

Anita.. ¡He vuelto de mis vacaciones!
Espero que estés bien. Gracias por tu cariño en mi ausencia.
Te dejo un detalle en mi blog.
Un beso, mi niña
Natacha.

Carmen 31 de julio de 2008, 4:26  

Ana: Placer y salud no pueden estar reñidos. Como disfrutar de algo rico al paladar si sabe uno que está enfermo.
La convicción en estos casos es mucho más importante que cualquier otra cosa.
Y el sentirte querida y apoyada, y vaya que lo tienes por todos, si no nomás mira 34 comentarios, todos inteligentes y muy válidos, más los que se acumulen.
Ayer fue mi cumpleaños, tuve que ir al médico y mira que no fue nada agradable recibir su diagnóstico. Parece que tengo que cambiar mis pensamientos y replantearme una vida diferente.

Natacha 31 de julio de 2008, 18:11  

He vuelto, para leerte. Ayer no tenía tiempo ni de respirar.
VAMOS A VER, me estás diciendo que no puedes con una dieta... después de lo que has pasado. No me lo puedo creer.
Eres un ser excepcional y lo sabes. Es solo un mal momento.
Ya sabes que esta dieta te conviene, algo más hermoso que conservar la salud? Es cuestión de hacer "clik" en esa linda cabecita.
Tu puedes.
No pienses en lo que comes. Tienes que aprender a comer para alimentarte, como una medicina. Busca el placer en otros lugares.

Sabes que jamás he osado aconsejarte, pero creo que debes repasar la actitud.
Animo, mi cielo. Tu puedes con eso y con más. Solo mira atrás de vez en cuando.
Pensamiento positivo ¿te suena, no?

Besitos , querida amiga
Natacha.

elena 31 de julio de 2008, 18:17  

hola Ana,
¡por fin puedo escribirte! y no sabes la ilusión que me hace, después de varios intentos.
Me gustaría decirte que hace muy poquito, detectaron a mi madre cáncer de pecho. Sufrió tres operaciones en un mes. Pobre mujer. Pero parece que la cosa por el momento va bien.
Lo que quiero decirte con esto es que es importantísima una buena alimentación, tienes toda la razón, pero a través de mi madre pude comprobar lo importante que es el sentido del humor. Otra gran medicina.

Sobre lo de no poder tomar un heladito o una cerveza... Ahí te comprendo mejor que nadie. ¿No has pensado en una licuadora? Si supieras los licuados de frutas y verduras tan espectaculares que puedes hacerte, no echarías tanto de menos esas copitas frescas. Ah, y sobre helados, estoy investigando tambień para aprender a hacerlos con base de frutos secos y leche de coco. La cosa promete.
Así que no te veas chafada por no tomar esos productos, y anímate de todas las nuevas posibilidades que te ofrece la cocina.
Te mando un beso enorme enorme

Qalamana 1 de agosto de 2008, 13:50  

Ánimo! Cuatro meses pasan pronto y ya estaremos cerca de los majares navideños :)

Ana 4 de agosto de 2008, 22:18  

Quiero daros las gracias a cada una de vosotras por vuestros comentarios, aportaciones, consejos, puntos de vista y siempre vuestro empujón en mi momento de ofuscación y búsqueda. Me ayudáis diariamente con vuestros correos a seguir, a tomar decisiones que no siempre tengo claras, a barajar cartas en las que hay que elegir y no siempre es fácil. De todas vosotras aprendo cosas maravillosas.

Me he estado debatiendo entre dos tendencias. Por una parte seguir, por otra abandonar. No lo he conseguido, no lo veo claro, no me siento capaz, no creo que sea el momento, no estoy en ese grado, quizás no deba, mil excusas. Pero ya he probado, se de lo que soy capaz, me conozco un poco más, quizás algún día, cuando acabe todo, o quizás nunca, porque no es lo más adecuado según alguna de vuestras opiniones. Y lo mejor de todo, la amistad que me ha llegado de gente que no imaginaba, los consejos de quien se atrevió a dar la cara y que merecen todo mi agradecimiento, ese es mi mejor ALIMENTO.
Gracias, gracias y siempre gracias, no tengo más palabras.
Ana

Natacha 6 de agosto de 2008, 21:11  

Gracias a tí, por lo todo lo que nos has enseñado.
Tu fuerza, tu valentía, tu alegría y tus debilidades, de las cuales también se aprende.
Un beso, querida amiga.
Natacha.

Cristina 6 de agosto de 2008, 23:56  

No sé si salud y placer van siempre reñidos, lo que sé es que cuando como más sano, me siento mejor, tal vez no es la misma sensación que cuando se come un manjar,...pero cada uno tenemos nuestras preferencias de cual es el mejor manjar, y encontrarse bien, es estupendo, muchos ánimos Ana, estoy segura que ésta dieta merecerá la pena. Me gusta leer lo que escribes. Un besito. (acabo de volver de Valencia!)

Carmen 7 de agosto de 2008, 9:45  

Buenos días..

Ana, qué tal estás? entro a saludarte, hace días que no entraba y quería saber de ti, cómo va todo? espero que cada día un poquito mejor, te dejo muchos besos y un abrazo con todo mi cariño.

Buen día a tod@s..

maralco26 7 de agosto de 2008, 18:03  

hola¡¡¡he leido tu blog y no veas como te admiro,eres ese tipo de personas que te hacen pensar y me gustaria llegar a ser la mitad de positiva que tu.
Desde aqui te mando todos los animos y fuerzas del mundo¡¡¡¡¡un saludo

Maricruz 11 de agosto de 2008, 11:28  

Ana, tú ya sabes lo que pienso y que me alegra que hayas dejado a un lado la aventura macrobiótica.... seguir esa dieta supone asumir unos riesgos y cuando se está poniendo en riesgo la salud no se trata de demostrar fortaleza o debilidad, vamos es mi opinión. Te felicito por la decisión que has tomado, pienso que es la más inteligente.
P.d: qué guapa estás con ese look de exploradora ;)
Un abrazo.

lapetiteenbelgique 12 de agosto de 2008, 12:51  

Mucho ánimo desde Bélgica. Es duro, pero lo superarás. Un beso

Anónimo 13 de agosto de 2008, 10:55  

Hola Ana, llevo toda la mañana intentando mandarte un comentario y estoy dandome cuenta que estoy de un torpe!!!!
Decirte que no me olvido de ti, y a ver si me pasas de nuevo tu correo porque he tenido un problemilla con mi correo y no encuentro la mitad de las cosas.
Veo que sigues luchando día a día, eso me alegra, tú lo sabes.
Un beso.
Vio.

lpcdlh 24 de agosto de 2008, 22:41  

Hola Ana!! Soy myriam una amiga de Vega, nos presentó en una audición suya, en fin, quería decirte que pruébala todo el tiempo que la aguantes porque pronto notarás los beneficios, y es muy cierto que gran culpa del enorme aumento del cáncer en nuestros dias se debe a la alimentación, que genera muuuuchas toxinas, así que te animo encarecidamente a que te depures o lo intentes!! Nada dura eternamente así que pronto podrás darte el gusto mujer ÁNIMOOOOO!! mil besos