Páginas

26.3.08

LENGUAS DE GATO



Ayer encontré la receta de estas lenguas de gato en el blog de unos jóvenes encantadores que se llama With the hands in the dough y, aunque era un poco tarde, me puse a hacerlas para tener algo crujiente de que hechar mano a la hora de poner un helado, yogur, natillas etc.

No había hecho nunca galletas, no me gustan demasiado y casi todas las recetas que veo llevan mantequilla. Pensando en que las galletas que venden por ahí con mantequilla no nos gustan, no me había decidido a hacer ninguna de ellas. Nada más lejos de la realidad, cuando utilizas una mantequilla buena, las galletas saben a gloria. Estrené mi manga pastelera sin muchas esperanzas pero la verdad, el horno hace maravillas, sabes lo que metes pero no te imaginas lo que vas a sacar, es una auténtica transformación lo que sucede allí dentro. De modo que pensé, si quedan bonitas irán al blog y si no un empastre más. Aquí la suerte estuvo de mi parte y os ofrezco la experiencia para que os fieis de la receta que es muy sencilla y en 15 m. teneis unas lenguas de gato estupendas si de repente os surge un compromiso.

Ingredientes
125 gr. de mantequilla (utilicé de Soria que me gusta mucho)
125 gr. de azúcar
una pizca de sal
2 claras de huevo (si los huevos son pequeños, 3 claras)
150 gr. de harina (utilicé de espelta)
fresones deshidratados para decorar

Preparación

En un cuenco colocamos la mantequilla y la trabajamos hasta que quede con la consistencia de una pomada.

Añadimos el azúcar y la pizca de sal.

A continuación ponemos una clara sin batir y la mezclamos, después la otra clara. Mezclamos hasta conseguir una consistencia cremosa.

Añadimos la harina tamizada y mezclamos lo justo para que se integren todos los ingredientes.

Rellenamos una manga pastelera con una boquilla redonda de 10 mm.
Preparamos una bandeja para horno y sobre papel sulfurizado vamos formando bastones de unos 5 cm de largo dejando espacio porque la masa luego se esparce.

Horneamos a 180º durante unos 8 m o hasta que los borden estén dorados, según el horno, y tostados. La parte de abajo de las galletas debe tener un color tostado uniforme.

Al sacarlas del horno, las galletas están un poco blanditas pero cuando se enfrían se quedan duras y muy crujientes.

Las decoré con unos fresones deshidratados.
Podéis hacer esta medida y según las que os salgan otro día la duplicáis porque la verdad es que vuelan. Si queréis ver el paso a paso de la receta este blog francés Tuyau de Poêle también la tiene y ellos la adaptaron.
Que las disfrutéis.

26 comentarios:

Anxos 26 de marzo de 2008, 17:58  

Para ser la primera vez que haces galletas, te han quedado genial!!! tienen una pinta estupenda.. Enhorabuena

Belen 26 de marzo de 2008, 18:21  

que ricas estas lenguas de gato,te han quedado muy bien.y para tomarlas con un vasito de leche son geniales,un saludo.

Mar 26 de marzo de 2008, 20:00  

Comerse un helado con esas lenguas (de aspecto tan profesional) en lugar de con cuchara debe ser de escándalo...
Besos.
Mar

OLGUIS 26 de marzo de 2008, 21:14  

uf que pecao como dicen los venezolanos.
Besos y que las disfrutes.
olguis.

Sonia Martín 26 de marzo de 2008, 22:02  

Hola Ana, acabo de empezar en esto de los blogs y me gustaría decirte que me gusta mucho el tuyo. Estoy viendo muchos, y a las 3 de la tarde me engancha. Mucho ánimo y mucha suerte. Y sigue contando cosas que yo seguiré leyendote.
Besos

Irene 26 de marzo de 2008, 22:04  

Que pinta tan buena,te han quedado perfectas...yo me las tomaria con un chocolatito,uhmmm!!

BESINESS!

Maria José 26 de marzo de 2008, 22:05  

El otro día pensé en hacerlas, pero lo dejé para mas adelante. Ahora que te las veo a ti me han entrado otra vez ganas... Envidia cochina esta, jejeje... Que se va acercando el veranito y no paro de hacer dulces!!! Esto no puede ser. Tendré que dejarr esto del blog un tiempo!! Es que de solo ver las recetas de las demás me entra hambre... jejeje, hasta luego!

Izaskun 26 de marzo de 2008, 22:52  

Mmmmm.... que buena pinta tienen Ana...
Y te vas a animar a hacer el helado?
¡qué rico!

Inmaculada (Adi) 27 de marzo de 2008, 14:18  

Pues si, como tu dices donde estén los buenos ingredientes que casi no hace falta ni cocinar, jejeje...y las lenguas estas aparte de la pinta tan fabulosa, está claro que son sencillas de hacer. Tu puedes conseguir mantequilla de Soria? será cuestión de irse al supermercado de El Corte Inglés a ver si consigo algún paquete de esa maravilla porque me pasa como a tí, no utilizo mucha pero cuando se usa más nos vale que sea de la mejor, verdad? Besos.

Caminarsingluten 27 de marzo de 2008, 21:54  

Te han quedado estupendas estas leguas de gato, y esta claro que a tí la "lengua no te la ha comido el gato" ya que nos has contado perfectamente esta receta, y nos has transmitido su sabor y la extrahordinaria calidad de la mantequilla de Soria.

Besotes,

Ana y Víctor.

Izaskun 27 de marzo de 2008, 22:14  

Helado! Helado! Helado!

Mariaisabel 28 de marzo de 2008, 1:24  

Sabes Ana, nunca he comido lenguas de gato, pero estos diás he cogido un vicio tremendo, no lo comentes eh? Pero me paso el dia comiendo chocolate, hasta tengo una tableta escondida. Nunca me había pasado algo igual. Será que me hago vieja?
Por cierto, Izaskun está loca por comer helados, debemos darle ese caprichito.
Un besooooooooooo

Ana 28 de marzo de 2008, 3:18  

Anxos, si las haces alucinarás, tan sólo necesitas 15 m y tienes listas unas supergalletas. Ellas solas se dan su formita, me quedé asombrada.

Belen, gracias, no me dió tiempo ni a calentar el vasito de leche, tengo roedores en mi casa jajajaja

Mar, eso pensaba hacer helado pero el día que haga helado, las repetiré, qué remedio!!!

Olguis, este pecado no es mortal, da vida.

Sonia, bienvenida a tu casa, espero que compartamos muchas cosas. Ya he visto tu blog, muy interesante también.

Irene, yo pongo un chocolatito de esos buenos sin azúcar y tú traes la mona, hace??

MªJosé, esta envidia es sana, hazlas y me dices cómo te han salido, ya verás.

Izaskun, no vas a tener helado hasta que.... tú ya lo sabes, es una recompensa pero sin esfuerzo no hay regalito, así qué....

Adi, la mantequilla de Soria la puedes conseguir en el gourmet del Corte Inglés, es fantástica. También resultan muy buenas las biológicas, de venta en herboristerías o Corte Inglés también.

Ana y Víctor, eso quisiera yo más de cuatro veces, que me comiera la lengua el gato, mejor me irían las cosas. Y por qué se llamarán estas galletas lenguas de gato?.

MªIsabel, la casa Lu hace lenguas de gato que se comercializan como galletitas pero son bastante insaboras si las comparas con éstas. Me haces reir con el vicio del chocolate que se te ha presentado de repente, no es que te estés haciendo vieja, es que has caido en la peor de las drogas!!!! jajajajaja
Por cierto, Izaskun tendrá su helado a su debido tiempo, pero primero ella nos tendrá que dar una buena noticia.¿?

GRACIAS A TOD@S POR VUESTROS COMENTARIOS, OS MANDO UN FUERTE ABRAZO.

Su 28 de marzo de 2008, 8:58  

Me encanta la foto porque en casa nunca llegan para ponerlas en una bandejita. Las saco del horno a enfriar, me voy a loq eu sea, y cuando vuelvo ya se las han zampao todas.
Un asco...yo preparandola para acompañar a la mousse...

Natacha 28 de marzo de 2008, 9:43  

Anita, guapa vengo a avisarte de un error en la receta de las galletitas integrales.... lo siento. Faltaban 100 ml. de aceite de oliva. Espero que no las hayas hecho todavía.
Lo siento, guapa.
Natacha.

Ro 28 de marzo de 2008, 12:59  

Me apunto la receta pq justamente ayer hice unas galletas super fáciles siguiendo una receta y me quedaron de pena. Demasiado pocos ingredientes. En fin, estas han quedado preciosas además de buenas.

Ana 28 de marzo de 2008, 13:40  

Su, sabes a qué hora está hecha la foto?. A las dos de la mañana, cuando los roedores dormían, jajaja
Es que ando escondiendo chocolate entre cremas de la cara y demás, no puede ser.

Natacha, gracias al cielo que abro el blog porque ya me iba de paseo. Haré las galletitas el domingo para llevarlas a mi padre el lunes que es fiesta aquí en Valencia. Me hubieran salido guapas!!!!!

GRACIAS SU Y NATACHA POR VUESTROS COMENTARIOS. EL BLOG VA RECOBRANDO EL ALIENTO. OS MANDO UN ABRAZO FUERTE.

Ana 28 de marzo de 2008, 13:42  

Gracias Ro, son fáciles de hacer, como dice Su no suelen llegar a su destino que es una cajita de metal para tener provisiones para un helado, mousse, etc, qué va, desaparecen!!!!!

:DDDD

Qalamana 28 de marzo de 2008, 17:45  

Debo confesar que nunca he comido lenguas de gato :(

Irene 29 de marzo de 2008, 13:21  

!Ana, eso esta echo mañana mismo tengo que hacer mas monas...

Un beso.

Ana 29 de marzo de 2008, 19:27  

Gracias Qalamana, te vamos a engordar desde aquí.

No me tientes Irene que voy en busca de una mona de esas corriendo.

Muak, muak a las dos.

Erruki 1 de abril de 2008, 15:26  

A estas lenguas de gato les tengo unas ganas que para que te cuento, te las copiaré.
Ana te he mandado varios correos y veo no te llegan, por eso te pongo mi correo y lo haces tu para ver si hay más suerte, luego lo borras.

pietell@ya.com

Besitos.

canela 2 de abril de 2008, 0:17  

Qué bonitas te han quedado. Yo hice una prueba con espelta integral y me quedaron planas :((

Saludos, Ana.

canela

Ana 2 de abril de 2008, 0:53  

Erruki, nos hablamos.

Canela, gracias por decirlo porque igual intento un día con la espelta a la que soy muy aficcionada y me salen fatal.

GRACIAS POR VENIR, ABRAZOS

Aida 29 de abril de 2008, 12:59  

Hola Ana!

Me ha hecho muchísima ilusión que te hayas basado en nuestro blog para hacer las lenguas de gato! Te han quedado estupendas, has conseguido una forma mucho más uniforme que yo :)

Un beso!
Aida (una mitad de With the Hands in the Dough)

Yolanda 23 de junio de 2011, 22:34  

La mantequilla de Soria, la mejor ;)