Páginas

14.5.08

ROSQUILLETAS DE PIPAS DE GIRASOL


Esto es lo más divertido que he hecho con la masa en estos meses. Como cuando haces una cosa la primera vez, resultó un experimento, otro día no me engañarán porque ahora ya sé como se comportan.
La masa es fácil pero no sabes lo que puede dar de sí. Le das forma y no sabes, por inexperta, qué pasará. Pues nada, que la primera hornada salieron como morcillas de gordas y la segunda, como el horno estaba muy caliente, las hice más delgadas y se quedaron un poco secas para mi gusto. En fin, que la primera vez me engañó la masa y la segunda el horno.
Aún así salieron buenísimas, crujientes y como siempre duraron unos días. Y es que en casa, sabemos lo que ponemos!!!!!!!

Ingredientes

300 gr harina de fuerza
200 ml agua mineral tibia
50 gr pipas girasol sin sal
100 ml aceite de oliva vírgen extra
5 gr azúcar
5 gr sal
1 sobre de levadura seca de panadero (Maicena)
sal extra y aceite para trabajar

Preparación

Verter el agua, la levadura y el azúcar en un bol.
Añadir un poco de harina y trabajar. Seguidamente ir agregando el resto de la harina y el acite e ir amasando. Añadir las pipas y por último la sal. Notareis que se va separando de las paredes.
Pulverizar la mesa de trabajo con aceite de oliva y trabajar la masa unos 10 minutos, sin añadir más harina.
Formar las rosquilletas de un grosor de 5 mm.
Disponer en bandejas y antes de meterlas al horno pulverizar con aceite y moler sal por encima.
Meter en el horno precalentado a 220º unos 12 minutos aproximadamente, según horno.

Esta receta está sacada del blog La maleta de Boston. Se pueden sustituir las pipas por semillas de lino, pipas de calabaza, sésamo, semillas de amapola, trocitos de queso, anchoa etc.
Imprimir la receta

22 comentarios:

Maria José 14 de mayo de 2008, 17:40  

Esta receta también la he visto en ese blog y se me ha echo la boca agua... Ahora no tendré más remedio que probarlas de hacer yo porque se ven muy ricas, aunque después de mi aventura con las chapatas no sé si volver a intentarlo... Bueno, que te han salido muy buenas... Chao

Ana 14 de mayo de 2008, 18:18  

MªJosé, cuando una receta sale mal hay que desintoxicarse de ella, a otra cosa mariposa!!!!. Ya volverás al pan cuando el cuerpo te lo pida. Estas rosquis son facilísimas, hazlas finitas como indica la receta y que el horno no esté tan caliente como el mío que es un tanque.
Respecto al temita de la mami, nadie es profeta en su tierra, a mí me pasa lo mismo, quisiera acercar mis conocimientos a la gente que quiero y no me hacen caso: mis hijas se compran la comida en Consum a escondidas, algún día se acordarán de los consejos de su madre. Si tu suegra es naturópata como dices, todos los comentarios que te haga yo están de más porque tienes una profesional en casa.
Es muy dificil cambiar los hábitos y a esa edad mucho más. Sólo te recomiendo perseverancia.
Un abrazo.
Ana

rosalisabel 14 de mayo de 2008, 18:32  

Hay que ver!!!
Este fin de semana los hice yo tb... qué curioso, a mi me pasó que siempre me sobra masa de pizza y la congelo, pero esta vez y habiéndolo visto en el mercado, se me ocurrió mezclarle frutos secos (avellanas, almendras, pipas de calabaza) que tenía restos por ahí y le añadí queso, los hice bastoncitos y quedaron crujientes y buenísimos. Lástima que no me dió tiempo a hacerles foto....... volaron en un plis, plas. No podrás comer solo uno.

Ana 14 de mayo de 2008, 18:50  

Rosalisabel, dan mucho juego y sirven para tener a mano siempre un snack. Son muy divertidas por la novedad, porque piensas que a ti eso no puede salirte y menos crujiente y fíjate qué gracia!!!!. La próxima vez las hago más variadas.
Un abrazo.
Ana

TROTAMUNDOS 14 de mayo de 2008, 19:56  

Ana que cosa más buena, jamás se me hubiera pasado por la cabeza poder hacer rosquillas hasta ahora. Estas tengo que hacerla, se ven tan apetitosas y con tu explicación no hay excusas, tienen que salir, bien. Sin dudarlo las probaré.

Besitos

Ana 14 de mayo de 2008, 20:04  

Trotamundos, eso me ha pasado a mí, que es lo último que esperaba hacer, ya se lo dije a Boston.
Espero que las disfrutes.
Un abrazo.
Ana

Rosa 14 de mayo de 2008, 20:28  

Como snacks tienen que quedar estupendos y con tus explicaciones seguro que ahora salen bien.
Besos

Shitaki 14 de mayo de 2008, 20:34  

Hola Ana que rosquilletas mas xulas ! y son muy Valencianas . Hay una variedad que me encanta que se llaman saladitos las conoces?.

Pues algun dia me animo a hacerlas, saludos!

Ana 14 de mayo de 2008, 20:41  

Gracias Rosa por tu comentario, repetiremos a ver si nos sale mejor.

Shitaki, a mí los saladitos me encantan!!!

Un beso a las dos.

Izaskun 14 de mayo de 2008, 23:24  

Como siempre, me quedo con ganas de probarlas...

:)

Boston1955 15 de mayo de 2008, 16:21  

Ana.
Que bien te han quedado, creo que te exiges muchos eh!!!!.

Celebro que te hayan gustado.

Un saludo en la distancia.

Cristina 15 de mayo de 2008, 19:41  

Geniales las rosquilletas!!!! las hago seguro!! Un besote.

Maria Dolores 16 de mayo de 2008, 0:02  

Que rosquilletas mas buenas te han salido y que ricas a cualquier hora del dia y pronto con nuestra horchata eso si que es una buena y sana merienda.
Saludos
Nota: Ana ya te he puesto en mi blog que no soy la que se interesa por los cestos de fermentación, será otra persona.

Marta 16 de mayo de 2008, 0:29  

Pero que rosquilletas más chulas te han salido. Las tengo que probar pronto.

salvia 16 de mayo de 2008, 9:31  

Que rosquilletas mas ricas Ana!!!!me está empezando a dar envidia envidiosa y seguro que las haré!!!!Besos!!!!

LOLA 16 de mayo de 2008, 12:20  

Estan de muerte doy fe de ello!

Inmaculada (Adi) 16 de mayo de 2008, 21:12  

Qué buenas Ana, y qué estupendo que nos cuentes las experiencias anteriores con ellas, así nosotras no caeremos en las mismas "trampillas", jejeje
Me encantan los panes con semillas y puede que me anime a hacerlas con semillas de lino (me encantan) y con sésamo tostado.
Por favor, qué hambre me está entrando solo de pensar en el olorcito...
Un besazo.

canela 16 de mayo de 2008, 23:33  

Ana, las rosquilletas ya son de experta, ehh. ¡Qué avance con las masas! Tomo nota, tienen un aspecto delicioso. Besos.

canela

Sonia Martín 16 de mayo de 2008, 23:47  

¡Qué alegria me has dado! Vengo a verte y me encuentro con que has preparado uno de mis grandes vicios. Es como el pan de pipas que compro en el Mercadona. ¡Qué alegría Ana! Voy a poder hacerlo yo solita. Me encanta de verdad. Como yo también suelo pelearme con el horno, ya te contaré resultados. Voy a imprimir tu receta. Un beso muy grande. Sonia

Ana 17 de mayo de 2008, 21:56  

Muchísimas gracias a todas por vuestros comentarios, estamos consiguiendo hacer muchas cosas que nos resultaban imposibles y todo gracias a vuestros blogs maravillosos.
Un abrazo.
Ana

Mar 19 de mayo de 2008, 21:00  

Me encantan esas rosquilletas!!! Normalmente las compro en Mercadona, pero claro, ahora que tengo la receta las haré en casa (con lo que cuestan dos paquetes en el súper me hago una tonelada en casa!!!)
Un saludillo!

Lola 31 de enero de 2010, 9:56  

Hola! gracias por pasarte por Chez...veo que eres de Valencia; vivi unos años al lado del mercado central, pero el año pasado me traslade a Massanassa, mucho mas trabquilo. Tienes un un blog muy bonito e interesante....estas rosquilletas de pipas me han encantado....las rosquilletas se me resisten y me gustan mas que el pan....intentare tu receta. Un beso y seguimos en contacto.